IU pide que los conductores apaguen el motor en las paradas

  • El vehículo encendido a la espera de una salida provoca ruido y contaminación

La portavoz del Grupo Municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Granada ha recibido quejas de vecinos y vecinas de distintas zonas de la ciudad y sobre todo del Jardín de la Reina que comprueban a diario cómo el autobús de la línea 22 que atraviesa su barrio, cuando está parado en la marquesina para hacer tiempo mantiene el motor en marcha todo el tiempo, llegando incluso en ocasiones a superar los quince minutos, lo que provoca humos y un ruido insoportable para quienes tienen sus domicilios cercanos a dicha parada. "El alcalde y el gobierno del PP se tiene que preocupar por el bienestar de los vecinos y vecinas de Granada y por lo tanto han de solucionar esta situación" mantiene Lola Ruiz Domenech.

La edil de la organización de izquierdas considera además que esta práctica habitual, que al parecer cuenta con el beneplácito del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada, supone no sólo un gasto innecesario de carburante sino una forma de aumentar la contaminación, lo que a juicio de Lola Ruiz Domenech "supone lo contrario de lo que debe hacer el Ayuntamiento ya que de lo que se trata es de combatir el cambio climático y no de aumentarlo, y si se mantiene los autobuses encendidos sin necesidad lo que se provoca es más contaminación y por lo tanto aumentar las emisiones de CO2 que influyen en el cambio climático"

La portavoz considera que esta es una práctica que se repite de manera habitual en todas las paradas en los que los autobuses tienen que hacer hora por lo que le exige al alcalde que ponga remedio a esta situación para de esta forma "solucionar los problemas de los vecinos y vecinas y favorecer la lucha contra el cambio climático", concluye Lola Ruiz Domenech.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios