La Iglesia abre la Alhambra y la Cartuja al negocio de las bodas

  • Tras 15 años sin oficiarse el sacramento en los templos, el Arzobispado los autoriza "por la demanda de parejas granadinas" · No establece requisito alguno para inscribirse, ni siquiera la procedencia de los contrayentes

El sueño de muchas parejas granadinas que desean contraer nupcias en dos de los templos más hermosos y significativos de la capital puede verse cumplido en los próximos meses. Y también el de muchos futuros contrayentes que ni son oriundos de Granada, ni residen en la capital.

Porque el Arzobispado vuelve a autorizar -y sin requisito alguno- la celebración de bodas en los templos barrocos de Santa María de la Alhambra y Cartuja, en los que no se oficiaban matrimonios desde 1994. La iniciativa da respuesta a la gran demanda ciudadana, ya que son los templos preferidos por las parejas granadinas.

Tras una reforma del templo de Santa María de la Alhambra, que se ha prolongado varios años, en Cartuja sólo se han oficiado desde 1994 bodas de forma excepcional y con el requisito indispensable de ser feligrés de la parroquia de San Isidro, una condición que ahora no será tenida en cuenta. Así, a partir del 1 de mayo ambos templos volverán a acoger nupcias, cuyas fechas deberán reservarse en la Secretaría General del Arzobispado.

Según indican fuentes de esta institución, la iniciativa surge para "atender a los deseos de tantas y tantas personas que desean casarse en estos lugares".

Todos ellos podrán informarse desde hoy y en horario exclusivo de mañana en el teléfono que la Curia pone a su disposición -958216323-, sin que la procedencia o cualquier otra condición sea tenida en cuenta a la hora de formalizar la solicitud pertinente. Así, los templos "se abren para todo el mundo" .

El cupo de bodas que se celebrará en cada jornada dependerá de la demanda que se registre, si bien desde el Arzobispado precisan que "lo lógico será que se celebren dos al día", tal y como se hace en la parroquia de Nuestra Señora de las Angustias, o bien un total de tres, como es el caso de la mayoría de los templos granadinos.

Eso sí, la institución advierte que en el desarrollo de esta iniciativa se velará por dos aspectos: el interés sacramental y, por otra parte, el gran valor artísticos de los templos.

Pero esta última cuestión, en todo caso, no supondrá un plus en el coste económico, ya que el precio "será similar al que está estipulado a la hora de realizar cualquier expediente que se precie".

En cuanto a las normas acerca del sacerdote que oficiará las misas, las mismas fuentes indican que habrá flexibilidad, de modo que no descartan la posibilidad de que los contrayentes, al ser de fuera de Granada, puedan optar por escoger al oficiante que deseen.

Junto a San Juan de Dios y Nuestra Señora de las Angustias, patrona de Granada, los templos de Santa María de la Alhambra y Cartuja figuran como los favoritos de los granadinos para celebrar su boda religiosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios