Granada

Inestabilidad y temporalidad, la 'pareja letal' a espaldas de la recuperación económica

  • La mayor parte de los contratos a tiempo parcial recaen sobre las mujeres, un 74%

  • 7 de cada 100 contratos que se hacen en Granada son indefinidos

La última EPA ha dejado la tasa de paro en la provincia en un 25%. La última EPA ha dejado la tasa de paro en la provincia en un 25%.

La última EPA ha dejado la tasa de paro en la provincia en un 25%. / carlos gil

Comentarios 1

Las cosas están como están. Es el mercado. O el concepto de la flexiseguridad, según el cual un trabajo no tiene que ser precario por el hecho de ser temporal. Los tres anteriores son argumentos que se suelen esgrimir de las patronales o desde algunos entornos económicos para justificar el retroceso de derechos laborales resumido en las altas cuotas de temporalidad y precariedad que afectan a toda la sociedad, y con más crudeza a colectivos como los jóvenes y las mujeres. Hay muchos casos donde los contratos con fecha de inicio y de final no están necesariamente están mal remunerados o vinculados a malas condiciones en el trabajo, aunque son aún más mayoritarios los otros casos. Los de contratos que no llegan a una semana o, a lo sumo, a una campaña turística o agraria. En Granada, nueve de cada diez contrataciones tienen carácter temporal. O dicho de otro modo, solamente siete de cada cien trabajos que se crean son indefinidos (93,2%).

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2018 es un claro reflejo de lo que es Granada a nivel laboral. La provincia bajó en 2.500 personas el número de desempleados, rompiendo además con la tendencia negativa en España y Andalucía, donde sí ha subido el número de parados en los tres últimos meses. Pero este nota positiva del primer trimestre, por más que no pueda dejar de verse como bueno el hecho de que en Granada haya 2.500 familias más aliviadas, también tiene su 'cara b' que es la de que la mayoría de esos contratos que se han hecho tienen mucho que ver con el repunte de la campañas agrarias típicas de la provincia como la del olivar en los Montes Orientales, las hortofrutícolas en la Costa y la del espárrago en el Poniente, entre otras. Además del 'efecto Pascua' con el impacto positivo que tiene para el turismo una Semana Santa que este año se ha celebrado en marzo y que está muy relacionada también con los contratos temporales. Eso sí, a la fortaleza de la agricultura y el sector servicios, como los dos puntales de la economía local, hay que añadir los buenos datos que está registrando la construcción con un aumento en la última EPA del 7,43% (1.300 empleados más). La recuperación del ladrillo está siendo otro de los síntomas positivos de la economía provincial en los últimos tiempos.

El objetivo ahora es ver si ese buen arranque laboral del año -el mejor desde 2009- se mantiene y la caída no es tan alta cuando no hay tanta actividad en el campo ni una Semana Santa de por medio que puedan minimizar el impacto sobre el desempleo en una provincia con una tasa del 25% de paro, donde cada vez son más los parados de larga duración.

La temporalidad es cosa de todos, pero tiene especial incidencia sobre las mujeres, ya que el 74% del empleo a tiempo parcial recae sobre este sexo. Y es que este Primero de Mayo tendrá un importante eco feminista tras la manifestación histórica del pasado 8 de marzo, que puso de manifiesto la oleada social que hay detrás de la lucha por una igualdad efectiva y las reivindicaciones por romper contra el techo de cristal y las políticas laborales a espaldas de la conciliación familiar. Sin olvidar la puesta en valor de profesiones femeninas muy afectadas por el precariado como la de las camareras de pisos, que en las últimas semanas han conseguido trasladar a la sociedad sus protestas por sus contratos leoninos y sus jornadas esclavas. Un trabajo, además, muy vinculado a la temporalidad.

La brecha salarial es otro tema encima de la mesa. En el caso de Granada, los hombres cobraron alrededor de 2.905 euros en base a los últimos datos actualizados de la Agencia Tributaria. En definitiva, que el Primero de Mayo llega en un momento con muchos terrenos laborales por conquistar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios