El Instituto del Taxi detecta mal servicio en el Cinturón

  • El nuevo órgano metropolitano adopta como primeras medidas la mejora en el aeropuerto y Kinépolis, mientras los profesionales insisten en que se les escuche

Comentarios 1

El refuerzo del servicio del taxi en el aeropuerto de Granada, el arco de Sierra Nevada y la zona comercial de Pulianas (Kinépolis) antes del verano será la actuación prioritaria del Instituto Metropolitano del Taxi, según lo acordado ayer por el consorcio en la que fue su primera reunión desde su constitución. Una reunión que por cierto no sentó bien al gremio de taxi. Su presidente en Granada, Manuel Cebrián, criticó que ni siquiera se hubiera avisado a los profesionales de su convocatoria e insistió en que deberían tener "voz y voto" en la entidad, participada por los ayuntamientos de Granada y su Área Metropolitana, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía.

Según explicó el delegado provincial de Obras Públicas y Transportes de la Junta, Francisco Cuenca, que presidió la reunión, la mejora del servicio en el centro comercial de Pulianas y el aeropuerto es una intervención prioritaria, a la que ha de sumarse la mayor atención a la demanda nocturna y durante los fines de semana, lo que requerirá de un acuerdo entre las asociaciones de la gremial para que haya una "contraprestación recíproca".

La mejora del servicio en el cinturón será progresiva, según Cuenca, quien precisó que se empezará por reforzar las prestaciones del taxi en los municipios del "primer anillo" del área metropolitana, que comprende las localidades de Huétor Vega, la Zubia, Cájar y Monachil.

Ese ámbito, junto al aeropuerto de Granada y la zona comercial de Pulianas, en el entorno de Kinépolis, centrarán las intervenciones prioritarias del Instituto Metropolitano del Taxi, fijadas ya en el plan de actuación, que también incluye una mejora de la dotación de los taxis tanto en sus recursos tecnológicos como en materia de seguridad con la instalación de mamparas o sistemas de alarma.

El Instituto cree que las carencias del servicio en determinadas zonas se deben a una deficiente ordenación de las frecuencias y paradas más que a una falta de licencias, por lo que apuesta por reordenar esos aspectos para mejorar la prestación del servicio.

En la que ha sido la primera reunión del Consorcio del Instituto Metropolitano del Taxi desde su constitución, el pasado noviembre, también se aprobó el presupuesto de partida: unos 460.000 euros de los que la Junta aportará unos 200.000 y el resto la Diputación y los ayuntamientos del Área Metropolitana integrados en él.

Otro de los acuerdos adoptados fue el de uniformar los taxis, para lo que se está estudiando la posibilidad de diseñar un logotipo único para el área metropolitana, según Cuenca. Además, la oficina administrativa del Instituto, destinada a información de usuarios y tareas de coordinación, empezará a funcionar a partir del lunes.

Manuel Cebrián, por su parte, dijo que desconocía que se hubiera convocado la reunión y que el presidente de Radio Taxi Genil, Antonio Ortega, tampoco había sido informado. "Será una reunión política, o eso espero, porque si no estarían incumpliendo su promesa de contar con nosotros", dijo el presidente de la Gremial, que recordó que los profesionales ya advirtieron de que deberían tener voz en el Instituto. "Mantengo lo que dijimos: los políticos deberían contar con nuestra opinión, esucharnos", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios