Intenta agredir a un médico en la zona Norte y golpea a otro paciente

  • El incidente se produjo al ser informado de un cambio de medicación

  • Los colectivos han condenado otro ataque sanitario en Iznalloz

Distintos representantes facultativos de la provincia se concentraron ayer en Iznalloz. Distintos representantes facultativos de la provincia se concentraron ayer en Iznalloz.

Distintos representantes facultativos de la provincia se concentraron ayer en Iznalloz. / g. h.

Las agresiones a los profesionales sanitarios siguen sin dar tregua. Los colectivos y sindicatos consideran "inadmisible" la frecuencia en la que últimamente se están registrando algún tipo de ataque -físico o verbal- a los facultativos. En concreto, ayer se produjo una concentración en Iznalloz como acto de repulsa a este tipo de episodios, tras la agresión que sufrió un médico del municipio el pasado 7 de marzo. Pero además, la Policía Nacional también ha detenido a otro hombre por amenazar e intentar agredir a otro médico en un centro de salud de la zona Norte de la capital.

La semana pasada, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) informó que el pasado 2017, los profesionales de la sanidad pública de Granada sufrieron un total de 76 agresiones: 30 físicas y 46 verbales, cifras que se traducen en que seis de cada mil profesionales fueron agredidos el pasado año. Sin embargo, tan solo se han logrado 23 sentencias condenatorias, lo que supone que en total se condenó el 30,26 % de estos ataques, o lo que es lo mismo, casi el 70% quedaron sin condenar.

Estos números han fraguado una "honda preocupación" entre los profesionales del sector, tal y como indicaron ayer desde el sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, quienes consideraron que "últimamente este tipo de sucesos se repite con una frecuencia inadmisible". Así lo indicaron durante la concentración celebrada en Iznalloz, que contó con la participación de profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Iznalloz y del Distrito Sanitario Granada Metropolitano, en la que se condenó la agresión sufrida por un médico que pasaba consulta de Urgencias el pasado 7 de marzo en el municipio.

El facultativo indicó a uno de los usuarios que el motivo de su consulta no se correspondía con una emergencia, por lo que lo derivó a su médico de familia. En este momento, el paciente comenzó a gritar e insultar desde la sala de espera, hasta que aprovechó que el médico salió de su consulta para darle un empujón con el que lo tiró al suelo. Sin embargo, no se trata del único acto a modo de repulsa que se celebra en los últimos meses, ya que desde que comenzó el año se han protagonizado varias concentraciones de este tipo.

Asimismo, la Policía Nacional informó ayer que un hombre de 55 años y con antecedentes ha sido detenido por amenazar e intentar agredir a otro doctor y causar diversos daños en el mobiliario del centro de salud de la zona Norte de la capital.

El agresor era paciente de otro médico, sin embargo tuvo que pasar consulta con este otro facultativo que le indicó un cambio en su tratamiento. En ese momento, este usuario se puso "nervioso y violento", según fuentes policiales, "fracturó una mesa arrojándola al suelo, cayéndose los objetos que contenía, entre ellos muestras biológicas". Además, también golpeó en la pierna a otro paciente, mientras que el médico consiguió encerrarse en su consulta, evitando así ser agredido. Este usuario continuó gritando amenazas hasta el punto que tuvo que intervenir el vigilante de seguridad del centro.

La Policía Nacional, que se hizo cargo de la investigación, consiguió localizar finalmente al agresor que fue detenido y una vez realizados los trámites pertinentes, fue puesto en libertad con cargos, tras ser informado de su obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios