Internet como desahogo y defensa

Ante el aluvión de críticas recibidas, algunos controladores han recurrido a internet para defender sus posturas, mientras el portavoz del sindicato USCA, César Cabo, ha decidido no hacer más declaraciones por prudencia, dado su sometimiento a la jurisdicción militar. En un conflicto en el que las redes sociales han cobrado especial relevancia, la entrada No controles de la bitácora bloguionistas.wordpress.com ha sido una de las más difundidas, fundamentalmente, en Twitter y Facebook. En ella, un guionista, afectado en un aeropuerto de Londres por el caos aéreo de España, hace una reflexión sobre los derechos de los controladores y enlaza al blog de una trabajadora del sector, titulado Controladores aéreos y otras hierbas.

Allí, la controladora Cristina Antón acusa al Gobierno de "las violaciones de la Constitución más flagrantes que se han visto en los últimos años en España", aunque también pide disculpas a los afectados. "No somos controladores suficientes, y es lo que hay. No damos abasto. No os queréis enterar. Nos exigís currar todos los días para tener vuestros puentes y vuestras vacaciones. ¿Dónde dice que seamos vuestros esclavos?", afirma en su entrada. "Yo defiendo el último derecho que me queda, que es el de pelear por recuperar mis derechos (lo que vosotros llamáis privilegios) y mi dignidad profesional y personal", añade la controladora, que relata que Aena le ha abierto dos expedientes disciplinarios por sus publicaciones en esta bitácora.

En la página www.controladoresaereos.org, el colectivo defiende que sus condiciones de trabajo son insostenibles para cualquier persona y hace un relato cronológico de lo que consideran afrentas de Fomento y Aena, que han culminado con el incremento de la jornada laboral decidido el viernes en Consejo de Ministros.

En Facebook, el grupo Por la verdad sobre el tema de los Controladores Aéreos Españoles denuncia que este sector trabaja "28 días al mes; sin permisos de maternidad; con cambios de turno arbitrarios y sorpresivos; haciendo más horas extra de las que permite la ley" y teniendo que trabajar 1.670 horas al año independientemente de las posibles bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios