La Junta asegura que el Consistorio no le ha facilitado el proyecto de la reforma del Salón

  • La segunda fase de las obras tendrá que contar con la autorización de Cultura

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, afirmó ayer que la segunda fase de la reforma del Salón, una vez concluidos los primeros trabajos en la zona declarada Bien de interés Cultural (BIC), tendrá que ser autorizada por la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, que dijo no tener proyecto alguno del Ayuntamiento para acometer nuevas obras.

El primer edil granadino explicó que la intención del Consistorio es peatonalizar el vial que discurre paralelo a los jardines históricos con dirección a la Carretera de la Sierra para convertir la zona "en un gran pulmón verde de 60.000 metros cuadrados para disfrute de los granadinos".

Dicha reforma ha sido reflejada en los presupuestos del Ayuntamiento, algo de lo que se alegró el delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en Granada, Pedro Benzal, que dijo sin embargo estar "molesto" con las declaraciones del alcalde, puesto que el retraso en la inauguración de la primera fase de la reforma, que se produjo el pasado lunes, "no ha sido culpa de la Junta, que sólo paralizó las obras durante cinco semanas". De todos modos, Benzal destacó que podrá llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, ya que el afán de la Delegación, según mantuvo, es "asesorar, colaborar y ayudar" a que los trabajos en los jardines históricos se realicen atendiendo a directrices de conservación del patrimonio.

Así, dijo no tener "ánimo de polémica" y confió en que Torres Hurtado esté "desinformado" y que sus manifestaciones no hayan sido "malintencionadas" e instó al alcalde a rectificar públicamente lo afirmado, "como lo ha hecho ya de manera privada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios