La Junta comunica por teléfono el fin del respiro familiar para ahorrar

  • El centro Huerta del Rasillo recibió ayer una llamada en la que informaban que se cortaban sus plazas para estancia temporal y ordenaban la salida inmediata de los usuarios · Los familiares denuncian la medida

Comentarios 1

Por teléfono. Así comunicó ayer la Junta a la residencia Huerta del Rasillo la increíble noticia de que se cortaba el programa de respiro familiar y por tanto se eliminaban las cinco plazas que tiene concertadas la Administración en este centro especializado en personas con discapacidad física. De hecho, son las únicas cinco plazas de Andalucía especializadas para grandes discapacitados físicos. En Granada, acogidas a este programa hay 81 plazas para mayores y dependientes.

La llamada decía también que se contactara con los familiares de los usuarios para comunicarles que la salida de su familiar tenía que ser inmediata. Y ninguna explicación más, según confirmaron desde la propia residencia.

El desconcierto se apoderó del personal del centro, que inmediatamente localizó a los familiares para comunicarles la situación aunque con una variación, que se había conseguido dar hasta el 30 de septiembre de plazo para la salida del centro.

La llamada generó la comprensible indignación, rabia e incredulidad entre los familiares. De hecho, según ha podido conocer este periódico, los ocupantes de esas plazas son casos de urgencia social porque necesitan cuidados especializados y hay hasta algún caso en el que la persona no tiene otro hogar.

"Se van a por los que tienen más necesidad. Que nos expliquen por qué es esto. Estamos dispuestos a todo. Que echen antes a asesores y otros cargos pero estas personas lo necesitan. Y esto no se hace así, por teléfono", explicó el familiar de un usuario de estas plazas.

De hecho, se da la circunstancia de que aunque el respiro familiar sea una cosa temporal (las plazas se renuevan mes a mes), hay usuarios que estaban ya años en el centro con alguna que otra salida pero que no tenían plaza fija.

Y eso es una de las cosas que reclaman los familiares, "que no dejen a las personas en la calle" y que asocien esas plazas a una plaza fija en residencia porque hay casos que no pueden asumir las familias.

Desde la propia residencia explicaron que la gestión la hace una organización sin ánimo de lucro y que si la Junta quita el concierto de las plazas no las pueden mantener. Además, se mostraron indignados y desconcertados con la medida porque el respiro "es una forma de atenuar una situación grave. Algunos no tienen ni hogar donde acudir", dijeron desde la residencia, que lleva funcionando 17 años y cuenta con todas las acreditaciones necesarias.

En total, el centro cuenta con 37 plazas (cinco para respiro y 32 para fijos, para lo que tienen una larga lista de espera).

Desde la residencia Huerta del Rasillo piden a la Junta que cambie su decisión sobre todo en beneficio de las personas afectadas porque tampoco se ha dado una solución o una alternativa, simplemente la orden de no renovar más plazas , por lo que piden que tengan en cuenta la realidad social y de salud de los afectados.

Con todo, no es la única residencia que ha recibido ya noticias y hay otros centros a la espera de la llamada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios