La Junta ofrece ahora a los profesores comenzar el curso el 10 de septiembre

  • Las clases se adelantarían cinco días, en lugar de una semana · Los sindicatos, que no han respondido todavía, piden también que se mantenga la jornada continua · Los padres critican la nueva propuesta

Comenzar cinco días antes en lugar de una semana. Se trata de la nueva propuesta que la Junta ha presentado a los docentes para modificar el borrador del decreto que establece el nuevo calendario escolar. La Consejería de Educación ofreció ayer a los sindicatos adelantar las clases en Infantil y Primaria al 10 de septiembre, en lugar del 7, como en principio estaba previsto. Secundaria, Bachillerato, FP y el resto de enseñanzas empezarán el 15 de septiembre, tal como recoge el proyecto.

La oferta que ha presentado la Junta para conseguir un consenso sobre el nuevo calendario escolar supone retrasar tres días el inicio del curso sobre la fecha que en principio estipuló la Consejería que dirige Teresa Jiménez. En la práctica, supone adelantar el comienzo de las clases cinco días en lugar de siete, lo que traducido a jornadas lectivas equivale a tres, si se tiene en cuenta que el próximo curso el 10 de septiembre es jueves. Se trata de la última propuesta de la Junta para alcanzar un consenso. De no ser aceptada por los sindicatos, que aún no se han pronunciado al respecto, los colegios abrirían sus puertas el día fijado en un principio: el 7 de septiembre.

La oferta, según argumenta la Junta, está basada en la media de días lectivos que tienen todas las comunidades españolas, 178, que son las que se impartirían con dicho adelanto. Una justificación que no convence por completo a los sindicatos, de ahí que no hayan respondido todavía. Según los representantes sindicales, Andalucía cumple "escrupulosamente" el mínimo de días lectivos fijados por la Ley Orgánica de Educación (LOE), que son 175. Esta normativa no se cumple en todas las regiones, motivo por el cual varias administraciones autonómicas están modificando el calendario escolar.

Por tanto, de salir adelante la última propuesta, se pasaría de las 180 jornadas lectivas que establecía el primer borrador del decreto a las 178. Esta medida plantea serias dudas entre los docentes y los padres de alumnos que no entienden cómo la Junta no tomó como referente la media de días lectivos en el resto de España desde el primer momento.

Otra de las modificaciones que introduce Educación a petición de los sindicatos es la "consolidación" de la jornada continua, de manera que su mantenimiento no se someta a votación del consejo escolar en los centros que ya la tuvieran (el 95% de los colegios sevillanos), y sí en aquellos donde el horario esté dividido entre mañana y tarde.

La Junta ha dado un ultimátum a los sindicatos con representación en la mesa sectorial de Educación (ANPE, UGT, CCOO, CSIF y SADI) para conocer su postura sobre esta oferta. No volverá a reunirse con sus representantes -éste ha sido el segundo encuentro sobre el calendario escolar- y espera tener una respuesta de los profesores antes del viernes. Los sindicatos que asistieron, por su parte, consideran que la posición de la Consejería de Educación "es muy cerrada", al no ofrecerles otra opción: Sólo el 7 o el 10 de septiembre.

A la espera de conseguir una postura consensuada entre los sindicatos ayer ya se pudieron conocer las primeras opiniones al respecto. Algunos representantes sindicales señalan que, a pesar del empeño de la Junta en adelantar el curso "sin justificación", la nueva fecha alarga el tiempo para planificar el curso, principal argumento sindical para rechazar el calendario: ahora el claustro de profesores de un colegio tendrá siete días en lugar de cuatro para la organización. A ello se suma la promesa de la Junta de reducir la burocracia administrativa para cerrar las plantillas de las escuelas antes de septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios