La Junta recaudó un 32,6% menos por impuestos durante 2008

  • Los tributos que gravan la compraventa de vivienda de segunda mano, las matriculaciones y la constitución de hipotecas lastraron las cuentas de la Administración autonómica con una caída del 45,7%

El batacazo del sector inmobiliario ha afectado de forma colateral a numerosos sectores. La crisis del ladrillo ha lastrado la economía y la ha anclado en el fondo de una situación de crisis que se ha convertido en el pan nuestro de cada día de muchas personas. Y también ha afectado a la recaudación de impuestos de las administraciones, muchas de ellas ligadas a la actividad constructora y, sobre todo, hipotecaria. Y claro, si las viviendas no se venden y no se dan créditos para su compra, los impuestos que gravan esas operaciones se resienten. Hasta el punto que el descenso de la recaudación de la Junta de Andalucía en la provincia descendió un 32,6% respecto a 2007, principalmente por la caída registrada en los ingresos de los impuestos directamente relacionados con el mercado inmobiliario.

Como ejemplo de lo que el sector del ladrillo suponía para las arcas autonómicas, de cada 10 euros que la Junta ingresó durante 2007, más de 7 provenían de los impuestos de transmisiones patrimoniales -que se aplica, además de la compraventa de viviendas, la de vehículos de segunda mano- y de actos jurídicos documentados -que grava la constitución de hipotecas y la ampliación de capital de las empresas-. Durante el año pasado, esos impuestos supusieron el ingreso de casi 6 -aunque no llegaba- de cada 10 euros que llegaron a la Junta. En concreto, los tributos directamente relacionados con el sector inmobiliario recibidos en las arcas de la Administración autonómica durante el año pasado cayeron un 45,7% respecto a 2007. De hecho, es la caída más amplia en ese concepto de las ocho provincias andaluzas.

El impuesto que repercute sobre las transmisiones patrimoniales es el que, proporcionalmente, más diferencia ha dejado en el saldo del año pasado respecto a 2007. Atendiendo a las cifras, la caída roza el 60%, quizás por el parón tanto en la matriculación de vehículos como en la operaciones de venta de viviendas de segunda mano. De ingresar casi 145 millones de euros hace dos años, en 2008 percibió por ese concepto poco más de 71 millones. Aunque el descenso en la recaudación del tributo de actos jurídicos documentados tampoco ha sido irrelevante, ya que los ingresos percibidos por la Junta de Andalucía en ese concepto cayeron un 40,8% comparando el cierre de 2008 y la del año anterior.

En total, durante el año pasado la Administración autonómica recaudó 273,5 millones de euros, mientras que durante 2007, los ingresos tributarios de la Junta, según datos de la Consejería de Economía y Hacienda, ascendían a 406 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios