Limpiadores, peones y camareros a pesar de su alta cualificación

  • El 70 por ciento de los empleados del hogar de la provincia es inmigrante

"En la mayoría de los casos, la cualificación de los extranjeros que trabajan en la provincia es muy superior al puesto de trabajo que ocupan". O así al menos lo percibe la coordinadora de la asociación no gubernamental Granada Acoge, Charo de Gorostegui. Y es que el criterio de preferencia nacional -que prima la elección de trabajadores nacionales antes que de inmigrantes- y las dificultades para la homologación en España de los títulos académicos que obtienen en sus países de origen, dificultan el acceso de los extranjeros a un puesto de trabajo que corresponda a su cualificación.

En Granada, según los datos de afiliación a la Seguridad Social, siete de cada diez empleados del hogar son inmigrantes. Y es que del total de afiliados en el régimen especial de empleados del hogar en la provincia -que a finales de 2007 superaba los 2.563 trabajadores-, el 70 por ciento estaba formado por extranjeros.

Sin embargo, a pesar del enorme peso que los inmigrantes que trabajan en Granada tienen en este sector, no es este régimen el que aglutina a más afiliados extranjeros. Ni el sector es el que más empleo genera para los inmigrantes. Así, según los datos del organismo dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, al cierre de 2007 el régimen general de afiliación a la Seguridad Social es el que acaparaba a la mayoría, el 56,5 por ciento, de los trabajadores extranjeros de la provincia.

Y, dentro del régimen general de afiliación, el sector de la construcción, que a finales de 2007 daba trabajo a 2.929 empleados inmigrantes, era el más representativo. Le seguía el sector automovilístico (2.199 extranjeros afiliados), la hostelería (2.140) y las actividades inmobiliarias (910).

El trabajo agrario también figuraba a finales del año como uno de los más relevantes en la generación de empleo para los extranjeros. Del total de inmigrantes afiliados a la Seguridad Social, 3.888 -que representan un 19,8 por ciento- pertenecían al régimen agrario.

Ante las malas condiciones laborales, son cada vez más los inmigrantes que deciden trabajar por cuenta propia. A finales de 2007, los extranjeros autónomos, 2.836 según los datos de afiliación de la provincia, representaban ya un 14,5 por ciento del total de los inmigrantes dados de alta en la Seguridad Social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios