Lluvia de curriculum para trabajar en el Centro Nevada

  • Muchos interesados se los han entregado al propio alcalde de Armilla, que insta a la Junta y a Olivo a que busquen una solución "ya" para que se reanuden las obras

Comentarios 10

El Nevada se ha convertido en sinónimo de empleo en Armilla. Muchos son los interesados en trabajar en el centro comercial que ha levantado en el municipio Tomás Olivo, quien esta semana vuelve a ser actualidad, pero no por su ambicioso proyecto comercial en Granada, sino por ser uno de los rostros conocidos en el abarrotado banquillo de acusados del juicio por el caso Malaya, que ha comenzado esta semana en la Audiencia de Málaga. Mientras el afamado promotor está ahora concentrado en su defensa en ese otro proceso, muchos granadinos permanecen expectantes, con los ojos y la esperanza puestos en el mastodóntico edificio del pago de la Cerraca. Prueba de ello, es que al alcalde de Armilla, Gerardo Sánchez, le están lloviendo curriculum de lugareños esperanzados en que Olivo les dé un empleo, así como consultas de empresarios del municipio con intención de instalar sus negocios en el nuevo parque comercial. "Tengo currículum y la gente me para por la calle para preguntar dónde tiene que presentarlo; la situación es mala y es el gran tema de conversación", indicó el alcalde.

¿Y dónde hay que dirigirse para optar a un puesto de trabajo en el Nevada? De momento, como explica el alcalde, no existen unas oficinas físicas donde hacerlo en Granada, y habrá que esperar a que General de Galerías Comerciales comience a comercializar. "Muchos comerciantes con proyectos de instalación se están dirigiendo a nosotros y tenemos que hacer esa labor de mediación, porque existía el compromiso de que el comerciante de Armilla tenía prioridad para instalarse allí", señala Sánchez. En cualquier caso, cabe recordar que el centro comercial La Cañada de Marbella (Málaga) también es propiedad de Olivo, por lo que allí se pueda encontrar quizás una respuesta.

Aunque el Nevada está declarado judicialmente 'legal' desde julio (salvo los 1.400 y pico metros de la esquina que el juez ordenó demoler), la obra continúa parada y allí, que se sepa, desde que concluyeron los trabajos de urgencia autorizados, no ha entrado un obrero para acabar de construir el que será uno de los cinco centros comerciales más grandes de Europa. "Todavía no podemos hablar de una fecha de comienzo de obra y, por muy repetitivo que suene nuestro discurso, lo vamos a seguir manteniendo: esperamos que sea lo antes posible, y creo que está justificado ese 'lo antes posible' por la situación económica que tenemos en Armilla, donde hay 2.600 parados... Y no creo que sea una barbaridad hablar de 50.000 parados en el Área Metropolitana", subraya el alcalde.

Al Ayuntamiento de Armilla, que se ha caracterizado todo este tiempo por su voluntad de diálogo y colaboración para que el proyecto culmine, se le está agotando la paciencia. Por eso, una vez más -aunque en un tono bastante más severo-, Sánchez insta a la Junta y al promotor a encontrar una solución definitiva para el Nevada; que clarifiquen sus posturas y lleguen a un acuerdo que permita desde la legalidad que se retomen las obras cuanto antes. "La apertura del centro es urgente; la opinión pública no comprende que, después de que hayamos pasado la parte más dura, difícil y conflictiva, la del juicio penal, no le demos una solución ya", advierte, a la vez que cree que "el proceso de conversaciones está siendo excesivamente largo, y hay que darle respuestas a los ciudadanos que tienen sus expectativas depositadas ahí".

Pese a que el juez que conoció el caso, el magistrado de Penal 3, sólo determinó en su sentencia -en la que condenó a 7 meses de cárcel a Olivo, Morales Cara y Cañavate- que habría que demoler la referida esquina por invadir zona verde, lo cierto es que Sánchez cree que habría algunos flecos más que cortar: "Es verdad que hay algunos aspectos en los que no entra el fallo pero que nosotros creemos que deberían reformarse, como por ejemplo la rampa de acceso a la parte superior, que está en la zona por la que transita el Metro y parece razonable que ese espacio quedara lo más diáfano posible. También parece razonable que en la calle donde las viviendas unifamiliares y el centro se encuentran, esa fachada sea más cómoda, más sencilla y no tan agresiva como ahora es". Lo deseable para el alcalde, que pide más celeridad, es que al margen del desenlace que tengan los recursos presentados ante la Audiencia, todos los problemas administrativos estuvieran resueltos antes de navidad. "Creo que lo que hace falta es una mayor implicación", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios