Lunes de protestas por los recortes

  • Hasta cuatro concentraciones levantaron la voz de funcionarios y trabajadores de áreas como Justicia o Sanidad en contra del plan de reequilibrio de la Junta

La semana ha comenzado como terminó la anterior, con protestas de trabajadores de todos los sectores -sobre todo de la función pública- contra los recortes. La jornada comenzó temprano a las puertas de la Delegación de Medio Ambiente, donde UGT se concentraba en defensa del empleo y los servicios públicos y en contra del plan económico y financiero del Gobierno autonómico.

Poco después las protestas se trasladaron a Plaza Nueva, donde los funcionarios judiciales se concentraron frente a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Los sindicatos representativos del sector de la administración de Justicia (CSI.F, SPJ-USO, CCOO, UGT y STAJ) leyeron un manifiesto en el que aseguran que "se está tratando de justificar el mal funcionamiento de la Justicia, responsabilizando a la ciudadanía por un supuesto uso y abuso de la misma, cuando los únicos responsables son precisamente los poderes públicos". "La situación de crisis económica está deteriorando, aún más, un servicio público esencial para la defensa de los derechos ciudadanos, históricamente saturado por falta de inversiones en medios materiales y humanos y actualmente prácticamente colapsado por el aumento de litigios a causa de la crisis", criticaron los sindicatos, que denunciaron "las tasas Judiciales en todas las jurisdicciones; las consignaciones para apelar especialmente en la jurisdicción social y contenciosa y la reducción de partidos judiciales".

También hubo protestas en el sector sanitario. Los sindicatos profesionales de enfermeros, médicos y auxiliares se concentraron en distintos centros, entre ellos el centro de salud de Armilla y el hospital de Guadix, en defensa de la sanidad pública y contra el plan de reequilibrio de la Junta de Andalucía, que prevé una bajada de sueldo de los funcionarios y una reestructuración de jornada laboral para los temporales. Sobre las protestas de los trabajadores, la consejera de Salud, María Jesús Montero, dijo ayer en Granada que le parece "lógico" el rechazo a la bajada salarial pero que "la crisis obliga por imperativo legal a llegar a un objetivo de déficit y somos un gobierno obediente que no podemos ser insumisos en esto, por lo que vamos a cumplir el plan de reequilibrio aprobado por el Gobierno". Dijo que la situación afecta a todos pero que hay que ajustarse para no despedir a 10.000 trabajadores".

Ya por la tarde, CSI.F se concentró frente a la Delegación del Gobierno de la Junta. La presidenta de CSI.F en Granada, Mercedes Casares, afirmó que estas movilizaciones entran dentro de una serie que se repetirán a lo largo de todo el mes en Granada y en toda Andalucía. "Ya hemos dicho que no vamos a parar hasta que dejen tranquilos a los que menos tienen. Son medidas injustas y ya pedimos hace una semana que empiecen por recortar cargos y subvenciones incluidas a los sindicatos", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios