Los MIR llevarán a la Comisión de Docencia el plan de trabajo

  • Los residentes negocian la aplicación del nuevo decreto y no descartan movilizaciones

En los despachos de los hospitales se vuelve a negociar la política de personal. En este caso, son los Médicos Internos Residentes (MIR) los que están reivindicando mejoras laborales.

Este fin de semana se cumple la moratoria aprobada por los hospitales sobre la aplicación del nuevo decreto que regula el estatuto de los residentes. Un decreto que impide que los MIR de primer año (R1) firmen altas o estén sin supervisión facultativa, lo que hace que sea el resto de residentes -de segundo a quinto año- los que tengan que cubrir su puesto de guardia en las Urgencias y que el personal facultativo tenga más trabajo.

Este decreto se tendría que haber aplicado el año pasado pero las movilizaciones de los residentes, que amenazaron incluso con la huelga si se les obligaba a dejar su especialidad para acudir a las guardias de Urgencias, sobre todo en el Clínico, hicieron que se aplicara una moratoria, que ahora concluye. Y estamos en las mismas. Se niegan a asumir esas competencias.

El problema es que en cada hospital se están aplicando de una forma ese decreto, con lo que depende del centro en el que trabajes para tener unas condiciones u otras.

En el hospital Clínico llevan unas semanas negociando. Los residentes se niegan a acudir a Urgencias para firmar las altas de su especialidad que no firmarán los R1. Una situación más positiva que la del año pasado ya que se pretendía obligar a los residentes a partir de segundo año a hacer guardias de puerta y ver a todo tipo de pacientes. Ahora tendrían que ver sólo a los de su especialidad.

En el Virgen de las Nieves la situación se está empezando a negociar pero tampoco están dispuestos a asumir más. De hecho, van a plantear incluso a la Comisión de Docencia del centro, la que controla el plan formativo de los residentes, el plan de organización de trabajo.

En ambos centros no se descartan movilizaciones si no consiguen un consenso sobre el decreto, "que también afecta a los trabajadores de plantilla, molestos por no haber contado con ellos ya que tendrán más trabajo en unas plantillas ya reducidas", explica el presidente del Sindicato Médico, Francisco Cantalejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios