El Manuel de Falla ultima los detalles para estrenar la mejor acústica de su historia

  • La reforma ha supuesto una inversión de cuatro millones y se ha extendido al exterior del recinto · El acto de apertura, que tendrá lugar el día 30 de este mes, correrá a cargo de la OCG y Estrella Morente

El Ayuntamiento de Granada ultima los detalles para que el acto de reapertura, el próximo 30 de septiembre, del Auditorio Manuel de Falla sea "un éxito" tras un complejo proceso de restauración que se ha prolongado durante dos años y que, entre otros asuntos, ha mejorado "ostensiblemente" su acústica.

El acto de apertura correrá a cargo de la Orquesta Ciudad de Granada (OCG), que por fin regresa a su sede oficial y lo celebrará con un concierto compuesto por obras de Manuel de Falla al que se sumará la cantaora flamenca Estrella Morente. Además, las paredes del auditorio acogerán una gran exposición con fotografías del Festival Internacional de Música y Danza de Granada.

La OCG ha estado ensayando esta semana su puesta en escena, según ha informado el concejal de Cultura en el Ayuntamiento, Juan García Montero, quien asegura que el Manuel de Falla "tiene ahora la mejor acústica de su historia" y el público "lo va a notar".

El secreto reside en la total renovación de las butacas, que han sido remplazadas por otras especialmente diseñadas en Italia para garantizar la buena acústica de la sala y no hacer ruido. Cuestan alrededor de 600 euros por unidad.

A esto se une la renovación integral del sistema de climatización, que se ha colocado de tal modo que el aire llega desde el suelo y sin originar ruido alguno. Además, permite climatizar espacios concretos del auditorio, como el escenario o el patio de butacas, lo que además de suponer un ahorro de energía favorece una mejor conservación del recinto.

El conjunto de la reforma, que ha respetado el diseño inicial del arquitecto García Parades, ha supuesto una inversión de cuatro millones de euros, y ha incluido la reconstrucción de las cubiertas y la remodelación de los exteriores. Concretamente, se ha impermeabilizado una zona del Paseo de los Mártires por la que el agua de lluvia se filtraba al interior del recinto, que reposa en la parta baja de la colina.

De estas obras se han derivado otros proyectos menores como el cambio de disposición de las taquillas, que ahora son más grandes; así como la ampliación de los vestuarios, el arreglo de la entrada y la sustitución de las puertas de acceso al auditorio.

"Desde el Ayuntamiento estamos orgullosos de esta reforma", indicó García Montero, quien sostuvo que el tiempo de espera "ha merecido la pena" porque lo importante era "hacer las cosas bien", como a su juicio ha sucedido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios