Mar Moreno cambia el Consejo Escolar para lograr una "alianza" en Educación

  • La consejera releva al granadino Antonio Lara de la presidencia del máximo órgano de participación regional de la comunidad educativa y pone al frente del mismo a Ernesto Gómez para lograr una nueva etapa de consenso

Invitando a una "alianza" a los máximos representantes del Consejo Escolar de Andalucía que, por ende, son la voz de la educación reglada en la comunidad y han mostrado su descontento con la política de la Junta en el último año, Mar Moreno reafirmó ayer su voluntad de propiciar "un espacio de entendimiento" en la nueva etapa que afronta.

El primer gesto que lo demuestra no se ha hecho esperar: un profesor malagueño, Ernesto Gómez Rodríguez, es desde ayer quien relevará al granadino Antonio Lara Ramos en el máximo órgano de participación regional de la comunidad educativa, donde están representados las federaciones de padres, de alumnos, la patronal de la enseñanza concertada, sindicatos docentes y la confederación de empresarios. El cometido que le ha encargado Moreno es "lograr un consenso", aunque la tarea a la que se enfrenta es ardua, porque los pilares están más divididos que nunca.

Ningún representante del ámbito educativo de la provincia de Granada quiso dejar pasar la oportunidad de arropar a la nueva consejera de Educación, Mar Moreno, en su primera visita a una provincia andaluza desde que tomó posesión del cargo el 24 de abril.

Los miembros del Consejo Escolar de Andalucía (con sede en Granada), la delegada provincial de Educación, Ana Gámez, y los socialistas Francisco Álvarez de la Chica, Cándida Martínez o Carmen García Raya, entre otros, estuvieron presentes ayer a la toma de posesión del nuevo presidente del Consejo Escolar de Andalucía en la Delegación del Gobierno.

El recién estrenado responsable, quien confesó ayer que aceptó al instante la propuesta de Moreno para el cargo, se definió a sí mismo como un "empedernido de la educación" por su larga trayectoria vinculada a las aulas como profesor. "La educación es el principal instrumento que hace que los niños se transformen en ciudadanos libres y solidarios", dijo Gómez apelando a principios históricos socialistas.

El reto que afronta este malagueño viene respaldado por un nuevo equipo en la cúpula del Gobierno andaluz que está dispuesto a dar un impulso a la educación y, según dijo, "permitirá a este Consejo dar los pasos necesarios para superar el presente".

Moreno espera que su "experiencia y pasión que tiene por la enseñanza pueda ser un activo en el Consejo Escolar.

El nuevo responsable del Consejo se ha marcado como objetivo "hacer converger el sistema educativo andaluz con los mejores modelos de Europa". Un cometido que afrontará apostando por la Ley de Educación de Andalucía (LEA), calificada por el presidente como "un buen instrumento", y un alto grado de consenso.

Moreno "tendió la mano" también al Partido Popular andaluz para abordar las mejoras que requiere el sistema educativo andaluz y establecer las prioridades en el desarrollo de la LEA.

"Recordó a los periodistas que esta normativa nació de un gran pacto con la comunidad educativa y tres de las cuatro fuerzas políticas con representación en el Parlamento de Andalucía -el PP no la apoyó-, aunque aseguró tener "el máximo interés" en que este partido se sume a la línea de acuerdos que se alcanzarán para el desarrollo de la ley.

Destacó la necesidad de alcanzar consensos con los distintos actores implicados, ya que "la sociedad andaluza demanda entendimiento" y aludió al grupo de trabajo que se creará en este sentido en el Parlamento de Andalucía.

"Lo importante es que el PP sepa que tiene la mano tendida y las puertas de la Consejería de Educación están abiertas para poder trabajar juntos en mejorar el sistema educativo andaluz", insistió Moreno.

La consejera de Educación explicó durante la toma de posesión de Gómez que tenía especial interés en comenzar su periplo por la región en Granada, "cuna de grades consejeros (Manuel Pezzi, Cándida Martínez y Teresa Jiménez)", sede de "una prestigiosa Universidad", promotora de grandes proyectos de innovación y albergue de "buenos amigos".

Al presidente saliente, Lara, le dedicó palabras de aliento por su dedicación al Consejo Escolar de Andalucía durante el último año.

"Ha sido una etapa corta, pero marcada por unas circunstancias excepcionales y, si no hubiera sido por el cambio de Gobierno, tu capacidad y tu talento te habrían mantenido al frente del Consejo". Moreno le agradeció la "elegancia" con la que ha afrontado el relevo que, le aseguró, "no es personal", sino fruto de una nueva política en materia educativa.

Durante su intervención, Moreno ha abogado por la educación como el "eje vertebrador de las políticas sociales y económicas" para afrontar una nueva etapa.

Al terminar el acto, la consejera presidió la primera reunión del Consejo, ya con el nuevo responsable al frente, un encuentro que aprovechó para conocer personalmente a todos sus miembros.

Bajo el mandato de Antonio Lara, este órgano protagonizó en marzo el mayor desafío de su trayectoria al rechazar el decreto de la anterior consejera (Jiménez), que regula el calendario escolar y prevé el adelanto del curso al 7 de septiembre. Fue el primer aviso de la comunidad educativa a la Administración y una gran advertencia de la falta de negociación en las cuestiones más polémicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios