Mare Nostrum cierra el acuerdo de prejubilaciones y movilidad laboral

  • Los sindicatos y los representantes de CajaGranada, Caja Murcia, Sa Nostra y Caixa Penedés ratificaron ayer las condiciones laborales de la 'fusión fría'

Comentarios 2

Los sindicatos y los representantes de las direcciones de las cuatro entidades que conformarán el Sistema Institucional de Protección (SIP) Mare Nostrum -CajaGranada, Caja Murcia, Sa Nostra y Caixa Penedés- ratificaron ayer, a eso de las 21:30 horas y después de varias horas de reunión, el acuerdo alcanzado por la mesa laboral el pasado viernes. Según indicaron ayer fuentes sindicales, tras esta firma "sólo queda ratificar el acuerdo de integración en el SIP en el seno de las asambleas", lo que tendrá lugar mañana cuando se celebren asambleas en las cuatro entidades para analizar y aprobar la 'fusión fría'.

Las fuentes indicaron que durante todo el día los representantes sindicales y de recursos humanos de las cuatro cajas terminaron de redactar el documento del acuerdo laboral "para dejarlo todo claro y totalmente cerrado", un documento que finalmente ni CGT ni la UOB firmaron. De esta forma, el acuerdo laboral fue ratificado por UGT, CCOO, SELG (Sindicato de Empleados de La General), CIC de Caja Murcia, Csica y Confederación de Cuadros de CajaGranada.

Tal y como se determinó en agosto, cuando la mesa laboral abordó las prejubilaciones a las que se verían sometidos los trabajadores de las cuatro entidades, los empleados mayores de 55 años podrán desvincularse de forma voluntaria del SIP Mare Nostrum. Las prejubilaciones, en principio, afectarán a 1.049 trabajadores del banco resultante de la 'fusión fría' y 298 de CajaGranada, que recibirán entre un 85 y un 95% del salario neto.

Tras cerrar este acuerdo a principios de agosto, la mesa laboral de Mare Nostrum retomó las negociaciones para determinar las condiciones de la movilidad geográfica y entre entidades, que afectarían a los trabajadores de las 177 oficinas que cerrarán las entidades del grupo. En Granada está previsto el cierre de una treintena de sucursales , de acuerdo a la estrategia territorial de la entidad granadina, que se centrará en Andalucía.

Respecto a la movilidad entre entidades se acordó que aquellos trabajadores que voluntariamente decidan cambiar de entidad conservarán todas sus condiciones laborales de partida. Además, en el supuesto de que el trabajador fuera despedido de forma improcedente durante los dos años siguientes a su incorporación a la nueva entidad, podrá optar libremente entre aceptar la indemnización reconocida o reincorporarse a su caja de origen.

Pero el grueso de esta última tanda de negociaciones se ha centrado en la movilidad geográfica, según informaron ayer fuentes sindicales. El acuerdo establece que cualquier trabajador que, a instancias de la entidad, acepte un puesto de trabajo situado a una distancia superior a los 25 kilómetros del actual podrá beneficiarse de una amplia gama de compensaciones. Partiendo, eso sí, de que la persona afectada por la movilidad geográfica podrá negarse a ella y optar por solicitar la baja en la entidad (percibiendo una indemnización de 60 días por año de antigüedad con un tope de 48 mensualidades y un mínimo de 20.000 euros) o por solicitar una excedencia con reserva de plaza de entre tres y cinco años.

En el caso de que los trabajadores sí que acepten el cambio de puesto de trabajo, la mesa laboral estableció una serie de derechos que serán de aplicación en los casos en los que el traslado no suponga un acercamiento a la vivienda habitual. Así, por ejemplo, cuando el traslado supere los 55 kilómetros de distancia y durante un máximo de dos años, los trabajadores podrán optar por flexibilizar su jornada diaria de trabajo en un máximo de 30 minutos en la entrada y en la salida. Además, los trasladados mantendrán durante cuatro años una opción preferente de retorno a una plaza que no diste en más de 25 kilómetros de la localidad de origen.

Las compensaciones económicas para los que acepten el cambio de puesto de trabajo también son bastante amplias. A aquellos trabajadores que decidan no cambiar su domicilio la entidad les abonará el kilometraje de sus trayectos diarios, además de un complemento mensual. Los que, por el contrario, decidan mudarse de casa, recibirán una ayuda de alquiler de 800 euros mensuales o un préstamo para la adquisición de una nueva vivienda de acuerdo a lo regulado en el convenio colectivo vigente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios