Máximo control en las carreteras para frenar la muerte de motoristas

  • Desde el lunes y hasta el domingo, los agentes de Tráfico pondrán especial atención y vigilancia en los vehículos de dos ruedas · La peligrosidad está muy por encima de la de los coches, sobre todo en carretera

A lo largo del año pasado, 13 personas fallecieron en la provincia en accidentes con un ciclomotor o una motocicleta implicada y otras cuatro sufrieron heridas de gravedad. No son cifras escandalosas, sobre todo si se tiene en cuenta el importante volumen del parque de vehículos de dos ruedas que existe en Granada, pero sí son suficientes para que la Dirección General de Tráfico haya apostado por poner en marcha una campaña, que se prolonga a lo largo de toda esta semana, para intentar reducir aún más estas cifras.

Durante toda esta semana, la DGT ha puesto en marcha más controles en todo tipo de vías, incidiendo en aquellos tramos de carreteras en los que se produce una mayor presencia de motocicletas o en aquellos en los que se registre una mayor siniestralidad o un mayor incumplimiento de las normas de circulación. Hasta el domingo, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico pondrán especial atención a los adelantamientos antirreglamentarios, el uso que hacen del casco, la velocidad a la que circulan y si llevan la documentación reglamentaria obligatoria. Además a los motoristas se les informará y concienciará sobre los peligros que entrañan las prácticas de riesgo en la conducción en una campaña que forma parte del conjunto de acciones que ha conseguido reducir la siniestralidad de motoristas a nivel nacional.

Uno de los datos a tener en cuenta, según la estadística de la Dirección General de Tráfico y el Área de Movilidad del Ayuntamiento de Granada, es que en casi la mitad de accidentes con víctimas -entre los que se incluyen heridos leves, graves y fallecidos- en vías urbanas, concretamente en la capital, hay una moto implicada, concretamente el 41,2% de los casos que configuran la estadística de 2010.

Si se mira al año anterior, a los datos de 2009, se observa que mientras en la capital crecieron los accidentes con víctimas de motocicletas, bajaron los de ciclomotores, variación que obedece, según fuentes de la Concejalía responsable, al mayor crecimiento del parque de vehículos de mayor cilindrada, en detrimento de los de menos de 50 centímetros cúbicos.

Así, en cuanto a los sucesos en los que hubo alguna víctima, en 2009 se contabilizaron 92 accidentes de ciclomotores, mientras que en 2010 fueron 87. En cuanto a las motos, se pasó de 88 accidentes a 91. Esta disparidad, efectivamente, coincide con la variación en el número de vehículos en los últimos años. Desde 2006, el parque de ciclomotores ha disminuido un 4,6%, mientras que en el caso de los vehículos de más de 50 c.c., creció en un 23,1% hasta alcanzar algo más de 78.000 unidades el pasado mes de diciembre.

A más largo plazo y a nivel provincial, la accidentalidad de vehículos de dos ruedas tanto en vías urbanas como interurbanas no ha mantenido una línea constante, y junto a años más o menos positivos (en 2007 se contabilizaron nueve accidentes con víctimas mortales) hubo otros especialmente dramáticos, como 2006, con quince fallecidos, o 2009, con nada menos que 16 decesos en las carreteras granadinas.

Por otro lado, destaca el hecho de que en 2009 el 13% de los conductores de motos fallecidos en zona urbana no utilizaran el casco cuando sufrieron el accidente, porcentaje que se queda en el 3% en el caso de interurbanas. En cuanto a los ciclomotores, el 27% no utilizó casco en carretera y un 18% en zona urbana.

La campaña preventiva que se realizará hasta el domingo incide en la necesidad de concienciar a los motociclistas de los peligros, dado que es un vehículo más inestable que un turismo, pero también de concienciar al resto de conductores de vehículos de cuatro ruedas y de usuarios de la vía en general para que tengan una conducta adecuada al volante que no influya negativamente sobre los motoristas.

23,1%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios