Media Markt, fiesta con paella

  • El establecimiento granadino de la cadena ha celebrado su quinto aniversario invitando a todo el que ayer se acercó hasta Kinépolis, para lo que necesitó 200 kilos de paella, 10 barriles de cerveza y todo tipo de refrescos

Media Markt es sinónimo de precios bajos pero nunca había llegado al punto de regalar, como ocurrió ayer. Para celebrar que lleva cinco años de ofertas en Granada invitó a una gran paellada a las puertas de su establecimiento. En concreto, más de 200 kilos de arroz preparado al más puro estilo valenciano por expreso deseo del gerente, Antonio García. "Si hubiésemos hecho un choto lo habríamos preparado al estilo de Huétor", comentó.

Y un experto en macropaellas fue el encargado de llevarla a término tal y como pedía el gerente. José Ávila, responsable de las cocinas del restaurante el Ancla, de Calahonda. "Nosotros preparamos todos los días comida para 500 personas. Además, hace poco hicimos un arroz en Sevilla para 7.000, nuestro récord".

En 4 paelleras enormes con capacidad para 600 personas cada una prepararon un arroz con pollo, conejo, caracoles y todo tipo de verduras. Y, para acompañar, además del pan, un total de 10 barriles de cerveza y todo tipo de refrescos.

Una decena de personas atendían a todos los que se acercaban hasta los dos mostradores que se habilitaron entre las dos entradas del establecimiento, aunque también había 6 barras repartidas para que los comensales pudieran degustar tranquilamente su arroz.

Y, claro, donde hay comida y bebida gratis siempre hay fiesta, haga el frío que haga. Aunque Media Markt llevaba varios días anunciándolo en prensa, casi todos los que se dieron cita a las puertas del local eran clientes que se habían enterado por sorpresa comprando en algún establecimiento del centro comercial Kinépolis.

Y todos, claro, encantados con la iniciativa. María del Carmen Gallardo, que había ido a comprar unos regalos con su esposo, estaba encantada. "Nosotros nos hemos enterado cuando hemos olido el humo", decía antes de asegurar que "el arroz está delicioso. En su punto, ni duro ni tierno. Y no piden ningún tique de compra ni nada". Igual que a Ramón Muñoz, que había acudido sólo a comprar y se encontró con el almuerzo solucionado. O Nono Ávila, que había subido de Moclín para estrenar su coche y recogió a unos amigos para invitarlos a almorzar en el Kinépoli. Otro más que ahorró gracias Media Markt.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios