Medio Ambiente niega el 'arboricidio' y defiende su actuación en las talas

  • Funcionarios del área recuerdan que todas las intervenciones están justificadas por razones de espacio o fallecimiento de los ejemplares

En las últimas semanas se ha creado alarma social en las redes con motivo de la poda de árboles en la ciudad. Bajo la etiqueta #arboricidio algunas personas junto con el partido Equo han denunciado en Twitter o Facebook la actuación del personal de Medio Ambiente en materia del cuidado de los árboles que salpican las calles de Granada. Una polémica que ha levantado a los técnicos del área, molestos por el cuestionamiento que se ha hecho de su labor necesaria para garantizar la seguridad viaria ante el riesgo de que algunos ejemplares se desprendan.

Según el informe de Medio Ambiente al que ha tenido acceso este periódico, en dicha área no se ha detectado "ninguna alarma social" por la realización de estos trabajos de arbolado municipal sino todo lo contrario. Los técnicos argumentan que prácticamente a diario tienen que "contener a nuestra vecindad interesada en podas para no dar paso a sus demandas y propuestas de podar drásticamente más unidades y más intensamente y de talar por infinidad de motivos superficiales". Por otra parte, aseguran que es "completamente falso" que se hagan podas excesivas del arbolado urbano y la tala de ejemplares adultos de porte sin aparente causa fitosanitaria ni riesgo público. "Precisamente se efectúan podas excesivas llamadas técnicamente de reducción de copa sólo cuando el ejemplar en cuestión lo requiere" que puede ser, bien porque el árbol no dispone de espacio aéreo claramente definido para desarrollar la copa, o porque su estructura está degradada y no aguante el peso de una copa voluminosa.

En este sentido, destacan que las directrices y recomendaciones para actuar son actualizadas constantemente con la opinión los arboricultores que lideran la profesión y asociaciones profesionales con el fin de que los daños sean mínimos. "Los responsables de estos trabajos somos profesionales, funcionarios de la administración especial seleccionados por los requisitos de titulación regulados legalmente y con hasta treinta años de experiencia", defendieron en un informe que también da cuenta de que tanto la tala como el cultivo están previstas dentro de los contratos de conservación del arbolado y el contratista actúa según sus "responsabilidades con nuestro consentimiento o por nuestra petición expresa".

Por otra parte destaca que las autorizaciones de tala de ejemplares "están autorizadas" ante ejemplares decrépitos o muertos. Ello incluye las operaciones de tala, plantación del nuevo árbol y mantenimiento postplantación. Ante la campaña de "acoso" a la que sienten que están siendo sometidos por esta "fuerte repulsa a los trabajadores de poda y talas", exigen que los denunciantes liderados por Equo "aporten su documentación técnica y cualificación profesional de la que disponen y en la que supuestamente deberían estar basadas sus conclusiones". Por último, afirmaron que "los denunciantes no saben nada sobre la vida que una planta necesita, no sabrían cuidarlas y sólo saben opinar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios