Medio Ambiente garantiza agua potable en el Área Metropolitana ante la sequía

"Granada se encuentra preparada para superar un periodo de sequía prolongada". Con esta frase el director gerente de la Agencia Andaluza del Agua, Juan Corominas, dejaba claro que todo el trabajo que la agencia ha realizado desde el año 2004 tiene su recompensa al poder garantizar el suministro a todos los vecinos de una de las zonas que soporta más crecimiento poblacional y que registraba más carencias a nivel de infraestructuras. Para que esto sea posible, Corominas señaló que actualmente se cierran los proyectos de las estaciones depuradoras que abastecerán al Cinturón y de los planes de redes de los colectores que afectan a los dos consorcios de la Vega, que se licitarán el próximo mes. Con estas dos actuaciones que suponen una inversión de 18,8 millones de euros se garantiza el suministro a una población de 300.000 personas y se cierra el anillo de abastecimiento hídrico que comenzó a reforzarse hace cuatro años.

Del mismo modo, la Agencia del Agua junto a la Delegación de Medio Ambiente no sólo se enfrenta a la sequía con actuaciones particulares, sino que en estos momentos elabora un Plan Especial de Actuación para Situaciones de Alerta y Eventual Sequía. El director de la agencia explicó que el documento redactado en colaboración con instituciones y colectivos competentes ya se ha sometido a información pública y se encuentra a la espera de superar su aprobación provisional en el Consejo Andaluz del Agua que se celebrará a principio de diciembre. "El texto es de vital importancia porque será el que indique cómo deben actuar los municipios y los ciudadanos ante un problema de escasez, manteniendo las prioridades cubiertas y actuando todos con los mismos criterios", apuntó Corominas.

El director de la agencia y la delegada de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Marina Martín, hicieron ayer el balance de la gestión hídrica desde el 2004 que se cierra con cien obras en infraestructuras en la provincia de Granada presupuestadas en 133,8 millones de euros. Estas mejoras suponen que casi 680.000 personas, el setenta y siete por ciento de la población de provincia se han beneficiado de unos trabajos "que suponen una apuesta clara por la mejora de los servicios y la calidad ambiental".

Concretamente, cincuenta de las actuaciones realizadas se han destinado a los sistemas de distribución, almacenamiento, tratamiento u obtención de agua potable; treinta y una a la construcción o ampliación de los sistemas de depuración de las aguas residuales urbanas; seis a la prevención de avenidas e inundaciones; otras seis, a la restauración hidrológica forestal de cauces y cuencas y ocho a la conservación de infraestructuras hidráulicas en la Cuenca Mediterránea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios