Memoria Histórica recibe el permiso para exhumar en la fosa de El Purche

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada ha recibido los permisos para la dignificación en un lugar del cementerio de Loja y para proceder a la exhumación en la fosa de El Purche, donde supuestamente está enterrado un hombre que trabajaba como mecánico en una central eléctrica y que fue detenido y ejecutado en septiembre de 1936. La asociación tiene previsto llevar a cabo ambas actuaciones antes de que finalice este mes.

La presidenta de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Maribel Brenes, explicó ayer que aunque la actuación en El Purche depende de otros proyectos de los arqueólogos, se pretende exhumar el cadáver de la fosa en las próximas semanas, después de haber obtenido el permiso del Ayuntamiento de Güéjar Sierra. Según la ARMH, fue el propio hijo del represaliado el que pidió la recuperación de los restos de su padre. La exhumación, que ya contaba con el visto bueno de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, sólo estaba pendiente de que el Ayuntamiento de Güéjar Sierra, al que corresponde la zona de monte donde el mecánico podría estar enterrado, le diera permiso para llevar a cabo la exhumación de los restos.

En el cementerio de Loja -donde se pretende hacer una dignificación del lugar, ya que la exhumación sería imposible al haberse mezclado los restos de los represaliados con los de otras personas de periodos más actuales- se llevará a cabo una cata del terreno para verificar que hay restos de fusilados por el franquismo. Una vez comprobado este hecho, la ARMH procederá a dignificar el lugar, que se haría con una placa o monolito en la que aparecieran los nombres de los caídos. A pesar de la mezcla de los restos, la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica calcula que en el cementerio de Loja podría haber huesos de hasta trescientas personas represaliadas por el franquismo.

En el municipio de Torvizcón también reposan los restos de un miliciano, pero la apertura de la fosa no es por ahora una prioridad ya que los familiares del represaliado no la han reclamado. En Cacín, donde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica creía que podrían encontrarse los restos de otras dos personas, las pruebas realizadas sobre el terreno dieron finalmente resultados negativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios