Menús de gala también fuera de casa

  • Los hospitales y comedores sociales ofrecen en Navidad comidas especiales para usuarios, pacientes y trabajadores

Las buenas comidas en familia son algo imprescindible y obligado en estas fiestas. Pero también hay que acordarse de los que no pueden cumplir esa premisa navideña, bien por estar hospitalizados, trabajando, en residencias o simplemente por no tener tantos recursos o ni siquiera un hogar.

Para estos últimos, estos días los hospitales y comedores sociales ofrecerán menús especiales, más costeados que el resto del año, para intentar que, por lo menos, la comida indique el paso de estas fiestas.

Los comedores sociales de la capital se reparten los días de fiesta para poder ofrecer tanto el almuerzo como la cena a sus comensales. Este año, la cena de Nochebuena se servirá en el comedor de San Rafael, que aunque suele ofrecer sólo las comidas, este día hace una excepción.

Para este año, según confirmó su jefe de cocina, José Manuel Jiménez, "se servirán entremeses a base de langostinos, jamón y queso, crema de habas con jamón, lomo de cerdo relleno con guarnición y flan de postre". Además, se servirán refrescos y dulces navideños a las casi 200 personas que acuden diariamente al comedor, una cifra que está subiendo cada día. La cena será a las 20.00 horas.

En el comedor de las Hermanas de la Caridad se servirá hoy una comida especial. "Habrá unos aperitivos con dátiles rellenos y langostinos, sopa de mariscos, pavo, ensalada tropical y postre", dijo el cocinero Rogelio Hernández. Para el día 31, la comida del mediodía estará compuesta por aperitivos, ensalada, cazuela de arroz con conejo y tortillas de camarones y lomo relleno.

En los hospitales los menús realizados por los servicios de hostelería son más variados ya que tienen que adaptarse a las distintas dietas de los pacientes hospitalizados pero las bandejas de las comidas tienen platos más buenos estos días. Así, las dietas blandas, semiblandas, pediátricas, geriátricas, vegetarianas, sin gluten o de distintas calorías, entre otras variedades, están más enriquecidas.

Las sopas, un plato de carne o de pescado y las guarniciones son los elementos estrella de los distintos menús hospitalarios, que por ser fiesta van acompañados de dulces navideños, sidra y la noche del 31 por las tradicionales uvas de la suerte.

Además, el personal sanitario que está de guardia estos días de fiesta también tiene un menú especial en los comedores del personal de los hospitales.

Las sopas de marisco, las gambas y el solomillo son los platos más repetidos en los menús elaborados por los hospitales de la provincia, los dos de la capital más el de Baza, Motril y este año también el Centro Hospitalario de Alta Resolución (CHARE) de Guadix.

Los menús especiales de los hospitales se dan para la cena de Nochebuena, la comida del 25, la cena de Nochevieja, la comida de Año Nuevo y el día de Reyes, cuando el roscón y los desayunos con chocolate y churros son la tónica habitual en los hospitales y que marca también el fin de las dietas especiales por Navidad.

Aunque en los centros sanitarios la variación de los menús no supone la única forma de celebrar la Navidad con los pacientes ingresados. En todos se programan actividades especiales como los belenes, la visita de coros para cantar villancicos o las cabalgatas de reyes.

Sin duda, las zonas de ingreso de los niños son las más animadas estos días y llegan a su punto fuerte con la visita de los enviados de los Reyes Magos de Oriente a sus habitaciones para entregarles los mejores regalos del nuevo año.

Todo un despliegue humano y de recursos para intentar que todos tengan una Navidad agradable olvidando durante unos momentos la situación por la que atraviesan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios