Las obras del Metro desviarán el tráfico de la A-44 en verano

  • Desde el enlace de Armilla hasta el de la Ronda Sur, la circulación durante julio y agosto por la Circunvalación se realizará mediante desvíos provisionales

Los meses de verano han sido los elegidos por la Delegación de Obras Públicas en Granada para ejecutar el paso inferior por la A-44, incluido en el tramo del Metro que une Armilla con el Parque Tecnológico de la Salud, según anunció el delegado provincial, Francisco Cuenca, que visitó ayer la zona.

De este modo, durante julio y agosto el tráfico de la Circunvalación será desviado unos 400 metros desde el enlace con Armilla hasta el de la Ronda Sur, según explicó el director de obra del tramo 3 del Metro, Emilio Ramírez.

No obstante, Cuenca insistió en que la circulación no será cortada en ningún momento, ya que la ejecución de este tramo se dividirá en seis fases que permitirán que "cuando la obra afecte a la mitad de la calzada el tráfico se desvíe por un lado y viceversa", según aclaró el director de las obras del Metro, Francisco Espinosa, manteniendo el mismo número de carriles que existen en la actualidad mediante desvíos provisionales que comenzarán a construirse durante los meses de mayo y junio.

Con esta decisión, la Junta pretende minimizar la afección de las obras del Metro a los ciudadanos pues, según apostilló Cuenca, julio y agosto son los meses con menor flujo de vehículos en la Circunvalación.

Ahora bien, la A-44 registrará en estos meses "mayores retenciones de las habituales porque, al crearse desvíos, se disminuye la velocidad y el número de vehículos que pueden pasar", según Espinosa.

Además, para reducir las molestias a los ciudadanos, la delegación de Obras Públicas está trabajando con el PTS, para la ordenación de los viales de acceso, y la DGT, para dar la información pertinente a los conductores mediante señalizaciones y luminosos.

Aunque la construcción del paso inferior del Metro por la A-44 estará culminado en septiembre, cuando la ciudad recupera la actividad, según adelantó Espinosa, la finalización del tramo Armilla-PTS se producirá a mediados de 2009, antes de que la zona alcance su máxima afluencia de personas. En este sentido, Cuenca informó de que en torno a 15.000 personas accederán diariamente al parque, una vez que estén finalizadas y en funcionamiento todas las infraestructuras del PTS, por lo que "esta zona del Área Metropolitana se colapsaría si no estuvieran las obras terminadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios