El Metro planea abrir los tramos que entran en la ciudad antes de 2011

  • El último tramo urbano entre Villarejo y Méndez Núñez saldrá a licitación la próxima semana · Las obras entre Méndez Núnez y Río Genil el viernes y la construcción de las cocheras el próximo lunes

Comentarios 3

"La idea es prematura y nuestra vocación es que una infraestructura como esta se ponga en carga totalmente, ahora bien, nosotros no somos partidarios de tener infraestructuras ociosas". Aviso a navegantes. Esta fue la respuesta que ofreció ayer el consejero de Obras Públicas, Luis García, a la posibilidad de que algunos tramos del Metropolitano, concretamente, los que llegan desde Albolote y Armilla pudieran entrar en funcionamiento antes de la provisional fecha de apertura en 2011 anunciada por la que fuera consejera de Obras Públicas, Magdalena Álvarez.

El buen ritmo al que marchan las obras del tramo Albolote-Maracena, que ayer fue visitado por el consejero, al igual que los tramos de Armilla y la ralentización que la obra tiene en la ciudad, deja abierta la puerta a otras posibilidades. Y es que como el propio consejero pudo comprobar este tramo metropolitano que fue adjudicado por un importe de 26 millones de euros "se encuentra en su fase final y marcha según los plazos previstos por la UTE constructora".

Concretamente, en estos puntos los técnicos trabajan en la construcción de la plataforma por la que discurrirá el metro ligero, el montaje de las vías, y el inicio de los trabajos de integración urbana del trazado del metro. Actualmente hay 120 operarios trabajando en este tramo, cifra que se incrementará hasta los 200 durante el año 2009. A lo largo de la misma, se disponen cinco estaciones que se ubicarán en las calles Jacobo Camarero y Juncaril en el municipio de Albolote, y, Vicuña, Anfiteatro y Blas Otero en Maracena. Todas ellas contarán con andenes laterales de 68 metros de longitud, a excepción de la estación de Jacobo Camarero que dispondrá de un anden central con directorios comerciales. Técnicos de la obra explicaron que para amortiguar el sonido del paso de los trenes están instalando una malla especial que ofrece muy buenos resultados.

En cualquier caso, los buenos resultados hasta que no lleguen no son percibidos por los vecinos y comerciantes que mostraron su disconformidad con los trabajos debido a las repercusiones negativas que estaban teniendo en sus comercios. Algunos empresarios, incluso dejaron mensajes subliminales en sus persianas metálicas como: "Otro negocio cerrado gracias al tranvía. Nos hemos trasladado...".

Independientemente, de las obras entre Albolote y Maracena, el consejero también anunció que la próxima semana su departamento sacará a licitación las obras del último tramo del metro de Granada, Villarejo-Méndez Núñez, ubicado en la zona de los Paseíllos Universitarios, mientras que los trabajos entre Méndez Núñez y Río Genil comenzarán este viernes.

Junto a las obras anunció también que los trabajos del edificio de talleres y cocheras arrancarán el próximo lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios