el informe de la semana

La marea de las pensiones: Un clamor contra la "limosna" del 0,25%

  • La lluvia no frena la protesta de millares de granadinos para reclamar una jubilación "digna y estable"

Manifestación por las pensiones pública en Granada Manifestación por las pensiones pública en Granada

Manifestación por las pensiones pública en Granada / Carlos Gil

Comentarios 4

España es un país de 46 millones de habitantes en el que escucharse los unos a otros es, por lo general, un esfuerzo mayúsculo. Cada loco con su tema porque cada uno es como es que cantaba Joan Manuel Serrat. O esa vieja teoría poliédrica del individualismo español que sale a relucir en un tema tan de todos como las pensiones. Con opiniones diversas, con opciones políticas enfrentadas, afiliados a sindicatos o no, integrantes de colectivos o personas con identidad bien diferenciada y libres de etiquetas, lo cierto es que la marea de las pensiones ha cogido carrerilla y está apretando las cuerdas y algo más al Gobierno de Mariano Rajoy, que sigue apestillado en encontrar respuestas al debate sobre la sostenibilidad del sistema mientras el movimiento popular sigue creciendo. Y es que solamente puede calificarse de histórico que en una ciudad como Granada salieran ayer a la calle alrededor de 20.000 personas (3.500 según los datos de Subdelegación) para reclamar pensiones dignas y estables para los jubilados de ahora y los del futuro. Y de paso afear al Ejecutivo la subida de las pensiones 0,25%, que a través de las proclamas la calificaron de "limosna mísera y ridícula" que no arregla sus problemas.

La concentración tuvo el doble de mérito si se tiene en cuenta que el tiempo no acompañó y que los manifestantes tuvieron que sacar los paraguas a cada rato en la plaza del Carmen para protegerse de una lluvia que molestó pero no empañó el sentido de la protesta. Con los afiliados de los sindicatos UGT, CCOO y SAT relegados a la calle Reyes Católicos con sus banderines y consignas, la plaza pública del Ayuntamiento se inundó de jubilados y de representantes de plataformas como la convocante de Granada por las Pensiones Públicas , la feminista 8 de marzo u otros colectivos juveniles. Porque los mayores fueron más numerosos, pero no fueron los únicos, ya que integrantes de las futuras generaciones de jubilados también quisieron aportar su granito de arena a la reivindicación.

Otro éxito de la manifestación fue la participación de personas llegadas de todos los rincones de la provincia según se pudo ver en las pancartas y anunciaron los portavoces de la Plataforma por las Pensiones Públicas. Jubilados de Guadix, Atarfe, Loja y otros municipios granadinos que se sumaron a las protestas de la plaza del Carmen. Asimismo, en Motril también se concentraron centenares de personas bajo los mismos lemas y el mismo fin.

La rima consonante fue la protagonista de la jornada con pareados tipo "Rajoy escucha estamos en la lucha" o "Rajoy suavón sube la pensión" y otros cánticos de corte más clásico como "ni un paso atrás" o "el pueblo unido jamás será vencido". Además, las pancartas también sirvieron de apoyo con lemas como "que vivan los políticos con 600 euros y no con los 4.000 que les pagamos entre todos". El trasfondo ideológicos de la protesta se dejó notar en las conversaciones y discusiones que iban surgiendo entre los manifestantes tras cada arenga política.

No obstante, la protesta contó con la presencia de numerosos representantes políticos de la provincia del PSOE, Podemos e Izquierda Unida, los tres partidos que están apoyando a la marea de las pensiones en sus reivindicaciones. Así, entre la multitud se pudo ver al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que dividió su tiempo entre la protesta y la final del X Granada de Tapas que se celebró ayer en el patio del Ayuntamiento. También se manifestaron concejales de la corporación municipal como Francisco Puentedura, Marta Gutiérrez, Luis de Haro o Pilar Rivas, entre otros.

El PSOE desplegó a la mayoría de sus representantes municipales, provinciales y autonómicos en la concentración, además de a sus diputados nacionales Elvira Ramón y Gregorio Cámara. La presencia más destacada fue la de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, quien consideró imprescindible vincular las pensiones al IPC y ha criticado que el Gobierno central sume a la subida del 0,25 un copago en farmacia que hace que los pensionistas paguen hasta diez euros por medicamentos. La consejera apoyó la concentración para reconocer la movilización de los pensionistas, "protagonistas" de un movimiento para oponerse a "pobres" subidas del 0,25 en sus pensiones.

"Después de tantísimos años de cotizaciones no merecen que los despachemos con un incremento que supone una pérdida evidente de poder adquisitivo", manifestó Sánchez Rubio, quien además reivindicó reponer el fondo de reserva y dar dignidad a la vida de los pensionistas. La consejera reprochó al Gobierno central que fuerce además al colectivo a un copago en farmacia y ha criticado que suba las pensiones una media de un euro y que los afectados gasten hasta diez en medicamentos. "Están aquí defendiendo los intereses de todas las personas que van a recibirla en el futuro, están luchando por sus pensiones, las de sus hijos y sus nietos", apuntó Sánchez Rubio.

El secretario general del PSOE de Granada, José Entrena, también acudió a la concentración, como anunció en la víspera, con la intención de apoyar una "reivindicación justa que defiende el sistema público de pensiones de hoy y mañana". El dirigente socialista consideró "ridícula" la subida que plantea el Gobierno de España del 0,25% y lamentó que lo pensionistas hayan perdido "bastante" poder adquisitivo. "Es un insulto a un colectivo que aún sigue cargando con el peso de la crisis y que ha sostenido a sus familias y las siguen sosteniendo y, que, para colmo, sufren el copago farmacéutico", señaló en la línea de lo que apuntó la consejera de Igualdad.

Entrena reclamó al Ejecutivo una apuesta "real" por los mayores, y "deje de fomentar las pensiones privadas como alternativa a las públicas y vaciar la hucha de las pensiones que cuenta, a día de hoy, con 8.000 millones frente a los 66.000 millones que se encontraron cuando llegaron. Las pensiones son un derecho de la ciudadanía, no son un privilegio", aseguró el líder provincial del PSOE, quien insistió en la necesidad de que el presidente Mariano Rajoy, "dé soluciones reales que garanticen su viabilidad".

Una sostenibilidad y una dignidad en las pensiones que seguirán reclamando los jubilados en nuevas acciones que ya se están organizando. Por lo pronto, las plataformas por las pensiones ya han anunciado que todos los primeros y terceros lunes de todos los meses seguirán convocando concentraciones para llamar la atención sobre la necesidad de arreglar el problema de las pensiones y visibilizar a un movimiento que una vez alzada la voz contra el 0,25% parece no tener límites.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios