Multa a un constructor que empleó a un menor boliviano de forma ilegal

  • El chico, de 16 años, trabajó de carpintero para el acusado, quien le retiró la documentación

La Audiencia de Granada ha condenado al pago de una multa de 14.440 euros a un constructor acusado de financiar el traslado ilícito de un menor boliviano de 16 años a España, a quien le proporcionó casa y empleó como carpintero en una obra aunque no le pagó lo establecido y le retiró su documentación.

El tribunal anticipó su pronunciamiento tras retirarse para deliberar durante unos minutos después de que Fiscalía y defensa llegaran a un acuerdo, que evitó la celebración de la vista oral, prevista para ayer en la Sección Segunda.

Aunque en sus conclusiones provisionales el Ministerio Público solicitaba cinco años de prisión para el acusado por un delito de inmigración ilegal, finalmente modificó su petición y calificó los hechos como constitutivos de un delito contra los trabajadores extranjeros y pidió dos años de cárcel.

Por su parte, la defensa se mostró conforme con esta nueva calificación y solicitud de pena, aunque pidió al tribunal que la condena fuera sustituida por el pago de una multa o se le suspendiera, ya que el acusado carece de antecedentes penales.

Según el escrito de acusación, el menor se encontraba trabajando en una tienda de artesanía en Cochabamba (Bolivia) cuando conoció al acusado, quien se presentó con el nombre falso de Mariano y le persuadió para que viajara a Granada, donde le ofrecería trabajo en otra tienda de artesanía. Le dio un trabajo, pero de carpintero en una obra, aunque durante los siete meses en los que trabajó sólo le abonó 200 euros, cuando le prometió un salario de 500 euros mensuales. Con la excusa de que iba a regularizar su situación, le retiró la documentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios