El PGOU 'borra' a los vecinos que viven en las plantas 7 y 8 del entorno de Arabial

  • Un error en el documento hace que sólo se reconozcan 6 pisos de cientos de edificios

A ojos de la ley urbanística, los edificios situados en el entorno de las calles Arabial, Cañaveral y Santa Clotilde sólo tienen seis plantas. A ojos de cualquier mortal tienen hasta ocho. El error, en el que está sumida toda la manzada del entorno de Arabial ocurrió en el año 2001 pero es ahora cuando el Ayuntamiento de Granada se ha percatado de la absurda confusión.

El hallazgo saltó a la luz hace unos meses, después de que un constructor se propusiera levantar un nuevo edificio en la calle Arabial tras demoler un antiguo inmueble. Para atenerse a la normativa, dicho constructor respetó la misma altura que tenía el inmueble originario (es decir, siete plantas) pero, cuál fue su sorpresa (y la del Ayuntamiento) cuando al consultar el PGOU se dieron cuenta de que por error el redactor había colocado en todos los edificios de la manzana un número 6 para determinar la altura de los edificios.

En realidad, la zona, una de las más consolidadas de Granada, tiene edificios con tres alturas: los hay de 6, 7 y 8 plantas.

El error dejó de convertirse en mera anécdota cuando el Ayuntamiento informó al constructor de que, en cumplimiento de las normas, hacer una séptima planta en el edificio supondría aumentar la edificabilidad del inmueble, lo que es a todas luces irregular con el documento urbanístico en las manos. Para cambiarlo es necesario hacer una innovación puntual del PGOU que ayer se llevó a Junta de Gobierno Local.

"La idea del constructor es hacer un ático retranqueado en la séptima planta que ocuparía 217 metros cuadrados pero nuestro PGOU vigente, el de 2001, le ha quitado una y dos planta a todos los inmuebles de esta zona", explica la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto.

Además de borrar de un plumazo a un buen número de vecinos residentes en las últimas plantas de los edificios, el error tiene un coste importante para los constructores. Al aumentar la edificabilidad, según el sistema de compensación, el constructor tiene que otorgar a la ciudad otros espacios para usos terciarios. Puesto que la zona de Arabial ya está consolidada y no hay espacios libres, deberá pagar en metálico al Ayuntamiento una cuantía cercana a los 70.000 euros.

"Si a estas alturas se hubiera modificado ya el PGOU no tendríamos este problema, pero el documento sigue atrancado en la Junta de Andalucía", explicó la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada. El nuevo PGOU fue aprobado por Urbanismo pero la Consejería de Medio Ambiente lo paró.

"El pasado 3 de agosto nos llegó el informe favorable de Medio Ambiente sobre los terrenos que inicialmente se habían planteado para la Universiada en el Serrallo. Ya hemos cambiado de sitio y, tres años más tarde llega el informe. Si eso ocurre con un trocito de suelo, ¿cuánto habrá que esperar para que nos aprueben el PGOU?", se pregunta Nieto.

2001

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios