Los 'otros PP' que apoyan los vuelos

  • Ayuntamientos y comunidades gobernadas por populares, en contra del criterio de la capital, apuestan por las líneas de vuelos baratos como seguros reclamos turísticos

La decisión -y razones- del gobierno municipal de Granada, del PP, de desvincularse de los vuelos de bajo coste contrasta con el esfuerzo que otros gobiernos locales y regionales, también del PP, dedican para tratar de establecer en sus aeropuertos líneas regulares de estas compañías, convencidos de que son un seguro medio de impulso turístico y, con ello, de generar riqueza. En esta línea se sitúa Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, quien logró que easyJet estableciera en Barajas su centro de operaciones para el Sur de Europa, en dura pugna con Milán, París, Lisboa, Barcelona o Atenas.

Aquel 15 de febrero pasado, cuando inauguró las instalaciones, Aguirre destacó las "diferentes tareas realizadas por la Administración regional para atraer y facilitar la implantación en la región de las compañías aéreas con vuelos de bajo coste", puesto que, según la nota de prensa oficial del Gobierno de Madrid "atraen generación de riqueza, creación de empleo y una importante afluencia de turistas".

A cambio, la Comunidad de Madrid -como la Diputación de Granada- financia "parte de acciones conjuntas de promoción turística, así como "soportes publicitarios" y "otras acciones especiales". Resalta la Comunidad de Madrid, un "efecto dominó", que ha permitido que se asienten en Barajas hasta 12 compañías con vuelos a precios reducidos.

El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por el popular Alberto Ruiz Gallardón, dispone de un barómetro municipal de consumo, que dedicó su estudio del primer cuatrimestre del año a las compañías aéreas de bajo coste. El estudio refleja un apoyo masivo de los madrileños a estas líneas y una "perspectiva prometedora" de futuro para las compañías. Esta misma conclusión, pero en el presente, puede bien aplicarse al convenio que suscribió el alcalde socialista de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, con el respaldo del PP, para establecer en 2004 vuelos de bajo coste, que ahora renegocia su ampliación, con el horizonte de la Expo. La contrapartida para Aragón es la de asumir los costes de promoción de los vuelos. Con igual respaldo del PP, vuelan las líneas aéreas de precio reducido a Santander, a cambio de promocionar los vuelos.

El domingo pasado, el diario La Voz de Avilés titulaba: "El PP reclama vuelos baratos que puedan atraer turistas internacionales al Centro Niemeyer". En Avilés, con alcaldesa socialista, Pilar Varela, hay en marcha un ambicioso proyecto cultural que levantará el prestigioso centenario arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, llamado a convertirse centro de atracción turística internacional.

En Galicia, gobernada por el PSE-G y el BNG, hay acciones para apoyar desde la Xunta la permanencia de los vuelos de bajo coste en los aeropuertos gallegos que cuentan con el apoyo del PP. El mismo PP que, en el gobierno de la Junta de Álava, sopesan destinar 200.000 euros para mantener un vuelo diario entre Vitoria y Londres, con el respaldo de hosteleros y comerciantes.

El Gobierno de Castilla-León, en manos de los populares, ha recibido peticiones de Salamanca y Valladolid para asentar líneas de bajo coste, que ya fomenta a cambio de acciones publicitarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios