"Al PP le beneficia difamar y habrá más crispación"

  • El presidente asegura que nunca hizo nada ilegal y que denunciará a quien le acuse

-¿Cómo le gustaría que se le recordara en política?

-Como una persona que ha hecho las cosas lo mejor que sabe y que ha podido. El otro día alguien me hizo un comentario de muy poca categoría. Me preguntó si sería muy duro bajarme del coche oficial. No quise ser maleducado, pero puedo asegurar que me va a dar igual tener coche o no.

-¿Pensó que había un riesgo real de perder la Diputación?

-Teníamos la percepción de que en Loja era muy difícil doblar en votos al PP, así que veíamos que nuestro techo era de doce diputados y era algo que dábamos casi por seguro. Teníamos un colchón importante en el partido judicial de Granada, de entre 11.000 y 17.000 votos. No contábamos con que se produjese la variación tan importante. Hemos bajado en Armilla, La Zubia, Ogíjares, Atarfe, Cenes, Alfacar, Peligros... No es que haya subido el PP, sino que nosotros hemos bajado. No hay que darle más vueltas, sino analizar por qué bajamos de votos y ponerlos manos a la obra.

-¿Sería injusto culpar de ese descenso únicamente a la crisis?

-Siempre que se pierden unas elecciones hay más motivos. Nunca un solo factor es el decisivo.

-Igual pudo influir alguna polémica que salpicó a la Diputación, como las oposiciones a Auxiliar de Enfermería que habrá que repetir.

-El PP ha visto que difamar le beneficia y ha difamado abiertamente. Un sistema de oposiciones no es algo que se decida de un día para otro ni arbitrariamente, sino que tiene unas secuencias. Son cosas que no se hacen ni en un año ni en dos. Siguiendo esas secuencias, cuando se fijan periodos no se tiene en cuenta si hay elecciones o no, sino que se van sacando plazas a oposición libre o a concurso oposición cuando ha tocado. Nuestras funciones son sencillas: el área de Recursos humanos delega en los sindicatos la composición del tribunal y a partir es éste el que se encarga de publicar la convocatoria, fijar los plazos, sacar las notas, afrontar los recursos... Son autónomos. Nosotros sí debemos velar por la legalidad de los procesos y eso es lo que hemos hecho. En el examen de Auxiliar de Enfermería, vimos los recursos y se paralizó. Pero es que en cualquier oposición puede ocurrir que se presente alguien que tenga una vinculación con un cargo público. No he visto ningún medio que haya dicho que el hijo de un diputado suspendió el segundo examen de sus oposiciones. Es más, se dijo que se había presentado al tercero. Y en el examen que suspendió hubo gente que le insultó, que le abucheó. Pero nadie escribió sólo sobre eso. Era mejor difamar y atacar. Parece que no hay derecho a tener ni familia ni ideas... si son de izquierdas. Porque de derechas sí se puede, por eso Sebastián Pérez me pide que cese a los cargos de confianza, pero sólo a los socialistas; a los populares no. Además, piden responsabilidades políticas por lo ocurrido en algunas oposiciones y yo me pregunto: ¿las han aceptado ellos en las de la Policía Local? Porque ha habido dos sentencias. A mí no me van a pillar en ninguna anomalía porque no he cometido ninguna.

-Estamos en una transición crispada y peculiar. Hasta se le ha acusado de destruir documentos. Así las cosas, ¿qué espera de sus sucesores?

-Espero que tengan suerte, de verdad. Yo creo que lo de las facturas ha quedado suficientemente claro. No hay ningún expediente incompleto, todo está controlado, todo es legal. Si a una administración entra un euro y se gasta, en el camino hay que justificar el gasto. ¿Alguien puede pensar que se puede destruir un documento? ¿Cómo es posible que pongan en duda eso, que lo sigan poniendo, hablando de facturas tóxicas? Pero en fin, que sigan en el empeño, si quieren.

-Pero ha dicho que al PP le ha beneficiado difamar. ¿Espera entonces más crispación de aquí a las elecciones de 2012?

-Seguro que sí, porque les ha ido bien y porque , lo que es más grave, la gente los cree. Yo lo que tengo claro es que, cada vez que me difamen, me encontrarán en el juzgado, porque no estoy dispuesto a tolerarlo. Si creen que pueden decir lo que les dé la gana, están equivocados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios