El PP 'congela' las cuentas para 2008 y destina el 95% a gasto corriente

  • El presupuesto municipal baja un 0,25 por ciento · De los 227,1 millones de la partida para el año próximo, 215 millones se dedican al funcionamiento diario del Ayuntamiento · Personal acapara el 40 por ciento

Después de unos años de gran crecimiento en los presupuestos municipales, José Torres Hurtado iniciará su segundo mandato con unas previsiones económicas recortadas y muy "austeras", en palabras del propio alcalde, que culpa de esta situación a otras administraciones como la Junta de Andalucía y el Gobierno central. De los 227,7 millones de euros de este año 2007, la capital bajará a 227,1 millones. Se trata de un leve descenso (0,25 por ciento) que casi se puede considerar una congelación de las cuentas. Es decir, que lo más significativo es la falta de un incremento como los de cada ejercicio del mandato anterior.

En la memoria que el máximo responsable municipal ha elaborado para justificar los nuevos presupuestos atribuye esta coyuntura a la política de congelación o mínima subida de impuestos y tasas municipales. Con respecto a la situación general, Torres Hurtado es muy duro con la Junta, a la que acusa de aportar transferencias que no son fijas ni periódicas, además de ser "el mayor deudor de impuestos municipales". El alcalde vuelve a reclamar al Gobierno de España las compensaciones por la desaparición del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) e introduce este año un nuevo problema que es el embargo por parte del Estado de las deudas que mantiene el Ayuntamiento con la Diputación.

Pero buena parte de estos problemas no influyen en el estancamiento presupuestario, puesto que el Ayuntamiento ha metido en sus previsiones de ingresos para 2008 algunas de las partidas que el alcalde reclama en su escrito. En definitiva, se da por hecho que van a ser cobradas, pese a ser objeto de litigio. Es el caso de las compensaciones del IAE de 2003 y 2004, que suman casi 6 millones de euros. El PP vuelve a incluirlas en sus presupuestos, como en años anteriores, pese a que este ingreso es poco probable. El interventor municipal advierte en su informe de que esta previsión podría ser motivo de un desequilibrio presupuestario si no se controlan los gastos cuya financiación esté prevista con esos 6 millones. Además, el PP no ha dejado de decir todos estos años que si el Gobierno paga esas cantidades, el Ayuntamiento devolverá a los contribuyentes la gran subida del IBI de hace tres años. Pero esa devolución no está incluida en los gastos municipales de 2008, que sí prevé la utilización de ese dinero para otras partidas.

Con respecto a todos los gastos del año próximo, el alcalde explica en su informe que "la política de austeridad se ve reflejada en los presupuestos" y destaca el aumento de más de dos millones de euros en el presupuesto de limpieza, otros dos millones más para el cuidado de los jardines, además de la prioridad de las partidas destinadas al mantenimiento de la ciudad y los servicios sociales.

No obstante, una de las áreas del Ayuntamiento que más aumenta su dotación para el año próximo es Personal, Servicios Generales y Organización, que pasa de 81,8 millones en 2007 a 92,4 millones de euros y representa un 40,7 por ciento del presupuesto completo. De este dinero, 88,9 millones son exclusivamente para los gastos de personal, que aumentan un 14 por ciento respecto al año anterior. El alcalde explica esta situación por los "ajustes" necesarios para la "aplicación efectiva de la nueva Relación de Puestos de Trabajo".

Desde que en 2005 se creó la Gerencia de Urbanismo como organismo municipal autónomo, éste ha tendido cada vez más a la autofinanciación y prueba de ello es que el área de Urbanismo del Ayuntamiento recibirá 2,3 millones en 2008, frente a los 14 millones de 2007. La consecuencia más importante del funcionamiento de este organismo es que el Ayuntamiento ha mermado mucho su capacidad inversora porque es la Gerencia la que ejecuta las grandes obras en la ciudad. Por eso los presupuestos municipales están destinados en su mayor parte a sufragar el gasto corriente, es decir, el mantenimiento de su propia estructura. De los 227 millones totales, 215 se destinan a gasto corriente y sólo 11 millones son operaciones de capital: inversiones (6,2 millones de euros) y pago de préstamos (4,3 millones).

En cuanto a la deuda municipal, como viene ocurriendo en años anteriores, el Ayuntamiento ha previsto la misma cantidad (4,3 millones) para pagar intereses y amortizar antiguas deudas que para suscribir nuevos préstamos. Esto garantiza que el endeudamiento de la capital no irá en aumento, si bien tampoco se reducirá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios