El PP dice que es un "crimen" dejar a la ciudad sin teleférico

  • Achaca a la Junta falta de voluntad para sacar adelante un proyecto cuyo impacto ambiental vuelve a minimizar

Lo contrario habría sido una sorpresa. El rechazo, por parte de la Consejería de Medio Ambiente, al proyecto de construcción de un teleférico entre Granada y Pradollano ha generado una reacción adversa en el Partido Popular. Desde sus filas han llegado a escucharse sentencias tan graves como que dejar a la ciudad sin esa infraestructura es "un crimen".

Así lo manifestó la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento granadino, Isabel Nieto, quien pidió a la Junta que "reconsidere su posición". La edil aseguró que, pese al informe negativo, la propuesta sigue en pie. "Es buena para la ciudad, y la Junta debe reconsiderarla, además de mirar atrás y a otras ciudades de Andalucía y España". Nieto se refirió así a la estrategia de instalación de aerogeneradores, esos modernos molinos de viento que a su juicio son muy útiles pero que también alteran el paisaje.

Para la teniente de alcalde, la decisión de la Junta tiene un trasfondo político y de discriminación territorial. Llegó a decir que si esta propuesta se hubiera planteado para otra provincia, como Sevilla, sí habría sido aprobada.

Aunque se trata de un proyecto privado, el teleférico se ha convertido en una de las banderas del PP, sobre todo en este periodo preelectoral. El propio candidato a la presidencia andaluza, Javier Arenas, aseguró que si llega a ese puesto apoyaría el proyecto. El Ayuntamiento de Granada apoyó esta iniciativa desde el principio e, incluso ya previó en el nuevo PGOU la instalación de la estación de salida.

El alcalde, José Torres Hurtado, también se refirió a esta cuestión. "Desde el punto de vista medioambiental, es muy fácil decirle a todo que no, pero yo creo que un teleférico a la sierra, si se cuida, y yo creo que la empresa estaba dispuesta a hacerlo e incluso ha hecho todas las modificaciones que se le ha pedido, es un atractivo de primerísimo nivel para Granada y un magnífico transporte a la Sierra", afirmó.

Torres Hurtado ratificó lo que dijo sobre que si la Junta no autorizaba el teleférico, le estaría dando una patada en el trasero a Granada. Ayer reprendió al Gobierno autonómico por no haberse tomado interés en superar las trabas que presentaba el proyecto.

"Hay multitud de obras públicas donde se han resulto los problemas medioambientales y se ha hecho la obra, pero parece que Granada tiene una especie de sambenito con la Junta, y eso frena su desarrollo", insistió el alcalde, que también habló del impacto de los aerogeneradores - "¿No se hacen caminos para acceder a ellos? ¿No se rompen parajes?", preguntó- y remató diciendo que "querer es poder y aquí la Junta quiere muy poco para Granada".

Eva Martín, portavoz provincial de los populares, también se resistió a darlo todo por perdido. "Todavía tiene que pronunciarse la Consejería de Obras Públicas y Transportes y, si ésta ve que es un proyecto de utilidad pública e imprescindible para el desarrollo de la zona, puede aprobarlo. Después se salvarían los obstáculos", indicó.

Esa situación, dijo, se produjo por ejemplo cuando se construyó la autovía entre Jerez y Los Barrios, en Cádiz. "Hubo una declaración de impacto negativo, pero la carretera se hizo porque se consideró imprescindible. Aquí se podría actuar igual: autorizar la obra y ordenar todas las medidas correctoras y compensatorias que sean necesarias a efectos medioambientales", propuso.

Martín, por lo demás, puso en duda el dato, aportado en el referido informe, de que el teleférico sólo reduciría en un seis por ciento el tráfico en la carretera. "Estoy convencida de que los promotores no manejan esa cifra, porque de ser así su proyecto no sería en absoluto rentable", concluyó.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Javier Jiménez, juzgó "imprescindible" realizar un debate "serio y riguroso" sobre el equilibrio entre el desarrollo económico y social de la provincia y la protección medioambiental. Rechazar el teleférico "limita las posibilidades de crecimiento turístico y supone un rechazo de una iniciativa de empresarios granadinos".

En un sentido similar se pronunció el Colegio de Titulados Mercantiles y Empresariales. Entienden que es un proyecto que tendría "gran repercusión para la economía" y que por eso merece "los apoyos necesarios" para que pueda "salvar los obstáculos" que señala Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios