El PP culmina el proceso de pactos con el doble de alcaldes que en 2007

  • Gobernaba en 41 municipios y tras cerrarse los acuerdos se sitúa en los 75, aunque comparte dos alcaldías

Comentarios 2

El pasatiempo es antiquísimo: encuentre las equis diferencias entre estas dos imágenes. El mapa de la página impar refleja cuál fue el partido más votado en cada uno de los 168 municipios de la provincia de Granada en las elecciones del 22 de mayo. El de la par,  el más cercano a estas líneas, el que ha quedado después de la sesión de investidura de los ayuntamientos, celebrada el 11 de junio. 

Para empezar, una diferencia sutil, no muy significativa pero sí muy comentada: en el mapa definitivo hay un signo de interrogación encima de Lújar,  que empieza a competir seriamente con Morelábor para liderar la categoría de pueblos muy pequeños pero de los que se habla mucho. 

Su Ayuntamiento no se ha constituido porque hubo empate a votos entre PP y PSOE. Para decidir la Alcaldía se tiró una moneda al aire y ganó la apuesta el PP, pero los socialistas alegaron que ese procedimiento sólo servía para elegir al primer concejal y que, según sus cálculos, el séptimo y último, que desharían el empate, les correspondía a ellos. Y como mientras no se resuelva ese recurso no se puede constituir la Diputación, el incidente ha servido para que los dos principales partidos se enfrasquen en una de sus ya habituales trifulcas.

Pero hay otras diferencias, más visibles. Las que más revuelo armaron fueron las de Loja, Almuñécar y Armilla, ciudades donde el PP no respetó la norma que ellos mismos se impusieron de respetar que gobierne el partido más votado (argumentando que los demás tampoco lo hacen) y buscaron aliados: Convocatoria por Loja, en la localidad del Poniente; los independientes de IDEA y UPyD (que no forma parte del equipo de gobierno); y en Almuñécar, PA, IU y un voto del PSOE, que allí prefirió darle el sillón a los populares antes que permitir que continuara Convergencia Andaluza. 

Pero el PP no sólo jugó esas bazas, sino también otras, más lógicas, en poblaciones en las que sí ganó pero sin mayoría absoluta. Su aliado favorito ha sido el PA, que le prestó su apoyo en Albolote, Albuñuelas, Campotéjar, Castilléjar, Cuevas del Campo, Dúrcal, Galera, Monachil y Puebla de Don Fadrique. 

En otros casos, como Alfacar, Albuñol, La Calahorra, Capileira, Quéntar, Vélez de Benaudalla o La Zubia, eligió como socios a partidos independientes, y en una decena de pueblos (Chimeneas, Polopos, Cúllar, La Tahá o Polopos, por citar algunos) se han lanzado a gobernar con mayoría simple y a la espera de acuerdos puntuales. En total, tiene 75 alcaldes, 52 de ellos con mayoría absoluta. En 2007 sólo había 41 regidores de ese partido.

El PSOE no necesitó de ningún tipo de pactos en 60 poblaciones, pero gracias a estos procedimientos ha ganado alcaldías como Trevélez (con el extraño apoyo del PP), Salobreña, Santa Fe o Íllora con acuerdos más o menos estables con IU, que por otra parte se ha llevado municipios como el de  Peligros con esa misma fórmula, y confiar en la mayoría simple en núcleos hasta ahora intocables, como Atarfe   Pese a todo, su descenso respecto a lo sucedido hace cuatro años es notable: de 104 alcaldes ha pasado a 77.

Izquierda Unida ha sido llave de gobierno en algunos lugares, pero sus resultados no pueden catalogarse de excelentes. Sólo han logrado tres mayorías absolutas (Píñar, Orce y Víznar) y pierden municipios como Benalúa, Chauchina, Chimeneas, Fuente Vaqueros y, sobre todo, Pinos Puente. 

En cuanto al PA, es obvio que se ha beneficiado del triunfo del PP, que le ha servido para ganar las alcaldías de Caniles, Cuevas del Campo o Villamena. En solitario triunfó en Purullena y Albuñán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios