Paco Cuenca. Alcalde de Granada

"Sé que el PP va a hacer lo que haga falta para desalojarnos y volver a su cortijo"

  • Cree que el Ayuntamiento ha pasado de ser un foco de dudas a un espacio transparente

  • Sabe que convive con la sombra de la moción aunque mientras llega "vamos cambiando la ciudad"

-Un año después... ¿No cree que el Ayuntamiento sigue siendo el mayor problema de esta ciudad?

-El Ayuntamiento se convirtió en un problema con la operación Nazarí, a partir de ahí yo creo que los granadinos no ven este Ayuntamiento como un problema. El problema es enterarse de que en los últimos años aquí ha habido cosas que, como mínimo huelen mal. En ese momento la gestión del Ayuntamiento sí era un problema, el resto del tiempo no, y hoy creo que puedo decirlo con toda la humildad: el Ayuntamiento se ha convertido en un espacio al que la gente mira para que le soluciones los problemas.

-Vistas las dificultades de este año. ¿Se arrepiente de no haber dejado correr la lista tras la operación Nazarí?

-Ha sido un año tremendamente difícil. No solo partimos de una nefasta gestión económica, de la ruina, sino que la estructura de dirección funcionarial estaba en duda y mermada por los propios procedimientos. Ha sido un año muy difícil, y somos ocho, así que hemos tenido que hacer un esfuerzo ingente. Dicho esto no me arrepiento absolutamente de nada, no me he arrepentido de nada en mi vida porque he tenido la capacidad de poder decidir lo que hago y cómo lo hago y creo que ahora mismo soy útil para los granadinos.

-¿Cuándo podrán desprenderse de la famosa 'herencia recibida'?

-Tardaremos años. La gestión de los últimos años del PP la vamos a estar pagando los granadinos (el Ayuntamiento) durante los próximos diez años como mínimo. Quiero dejar claro que intento aplicar medidas de gestión económica que permitan sanear las cuentas sin que los granadinos tengan que estar pagando por ello. Dicho esto vamos a tener periodos de ajuste, de dificultades económicas que van a durar diez años. Eso en la parte económica. En Urbanismo hemos remodelado todos los sistemas, la parte de dirección, pero modificar los métodos va a llevarnos un tiempo. Es tanto el daño que se le ha hecho a la ciudad que vamos a tardar un tiempo en ser capaces de darle totalmente la vuelta a la ciudad como si fuera un calcetín.

-Pues su concejal de Economía ha dicho ya en varias ocasiones que "cada vez es más necesario subir la presión fiscal a los granadinos".

-Eso no lo dice Baldomero Oliver. Lo que ha hecho Oliver es contar un informe que hace el área técnica del Ayuntamiento y yo le he dicho que no se suben los impuestos, que no tiene lógica que en estos años se haya despilfarrado cuando había dinero y ahora, en los años más duros para las familias, no haya un plan sensato de eficiencia económica y los granadinos tengan que pagar la mala gestión de otros. Hay otras fórmulas: reducir gastos.

-¿Y tienen ese plan de saneamiento? La oposición dice que todavía no lo ha visto.

-Sí, sí, claro que está y lo tienen todos los grupos políticos. Ahora estamos esperando a que hagan sus aportaciones. El objetivo de ese plan de saneamiento es reducir en diez millones todos los gastos, además de buscar otras vías de ingresos. Vamos a ahorrar tres millones en el contrato de suministro eléctrico, un millón en las aportaciones a los grupos políticos, entre 300 y 400.000 euros al quitar el seguro privado adicional de los funcionarios y estamos revisando la mayoría de las contratas sin mermar la calidad de los servicios. En cuanto a los ingresos hay que tener en cuenta que este Ayuntamiento tiene muchos millones en la calle. Hay que ser más eficientes en el cobro para recaudarlos. Si conseguimos recaudar el 30% de los millones que tiene el Ayuntamietno en la calle ya estamos dando un equilibrio de ingresos.

-Es decir que usted garantiza que los impuestos no subirán. Cuidado que luego las hemerotecas son traicioneras.

-Nosotros no vamos a plantear en ese plan de saneamiento para este año y el que viene ninguna subida de impuestos.

-De momento ya ha subido el billete del autobús...

-Es que hay determinadas cuestiones que ¿cómo las arreglas? La subida del billete se plantea como una de las fórmulas de mejora del sistema público de transporte. También es cierto que no sube ni un solo céntimo el bonobús.

-Bueno, cuatro céntimos por viaje en el mejor de los casos...

-No, no, el bonobús mensual no sube.

-Ya, pero ese no es el que utilizan la mayoría de los viajeros. La gente recarga con 5 o 10 euros, no se gasta mayoritariamente 42 euros al mes.

-Pues yo le recomiendo a todo el mundo que se haga el bono mensual. La idea es bonificar o mantener el precio a aquellos usuarios habituales.

El alcalde de Granada, un año después de que tomara posesión en el Ayuntamiento de Granada. El alcalde de Granada, un año después de que tomara posesión en el Ayuntamiento de Granada.

El alcalde de Granada, un año después de que tomara posesión en el Ayuntamiento de Granada. / reportaje gráfico: carlos gil

-Dice usted que las relaciones con las instituciones se han restablecido, pero la Junta de Andalucía no le hace mucho caso con los transbordos del Metro ni tampoco parece que dé la cara con mucho ahínco para restablecer las conexiones ferroviarias. ¿Se ha sentido usted solo frente al gobierno autonómico?

-Creo que hay muchas maneras de defender a Granada. Se puede hacer montando un 'pollo' que no sirva para nada o mediante planteamientos, propuestas, sin levantarse de una mesa hasta que haya una solución. Y esto es lo que yo estoy haciendo en todos los ámbitos. El hecho de que la presidenta de la Junta se haya comprometido con esta ciudad con el soterramiento del AVE es fruto de muchas horas de explicar, defender, valorar... y al final la presidenta dice "sí, Granada lo merece, en otros sitios no nos hemos mojado pero en Granada sí hay que hacerlo" y eso es lealtad, sin montar números. En la Alhambra exactamente lo mismo, no me levanto de la mesa hasta que llegamos a un acuerdo con la consejera en el que firmamos un acuerdo para los próximos tres años de 8 millones. Eso es velar por la ciudad y le aseguro que algunas de esas reuniones no son agradables ni son de guante blanco. Y no, yo no me siento solo. Entiendo que cada administración vela por el equilibrio territorial y de sus cuentas, a mí me toca batallar por Granada. Aquí en un solo año han venido más ministros de Fomento que en los últimos diez años. Es verdad que yo no estoy conforme con cómo están tratando a Granada y por tanto toca seguir peleando.

-¿Y los transbordos del Metro?

-Ahora mismo estamos cruzando datos encima de la mesa. Yo voy a seguir peleando para que exista un transbordo gratuito, pero la intermodalidad, el billete único requiere de acuerdos económicos, especialmente en el tema de los transbordos. Yo tenía muy claro que era un tema en el que no me iban a decir que sí el primer día. Como en el tema sanitario. Yo he discutido personalmente con el consejero en muchas ocasiones sobre la reordenación sanitaria porque yo creo que estaban tardando en reconocer y en reaccionar y para mí era difícil de entender. Es verdad que ellos estaban convencidos de un modelo e intentaban convencerme a mí y yo les decía que estaba escuchando todo el día a la gente de la calle .

-¿Y cree que el ciudadano entiende que no estuviera usted en las manifestaciones más importantes que ha vivido esta ciudad en los últimos años para luchar por una sanidad digna?

-Hay mucha gente que no lo entiende porque ha habido mucha información que ha enturbiado la posición de cada uno. No saben que la primera persona que se plantó ante el consejero de Salud para exigirle que reconociera y rectificara fue el alcalde. Ha habido gente que sabiendo que yo estaba defendiendo lo mismo que la gente en la calle lo ha utilizado contra mí partidistamente, y hablo de gente de otros partidos. Por tanto tomé una decisión: no voy a hacerle el juego a nadie, no voy a caer en el populismo y voy a ser mucho más útil donde me corresponde, entre las plataformas, la calle y la Consejería.

-Volviendo al Metro. ¿Sabe usted ya cuando entrará en marcha?

-No tengo ni idea. Solo tengo la voluntad expresa y manifiesta de la Consejería de que entra en funcionamiento en mayo y por tanto espero y deseo que sea así y yo contribuyo con la seguridad, los semáforos, los cruces... estamos echando una mano para que entre en funcionamiento lo antes posible.

-¿No cree que llevamos varios meses ilusionados con imposibles? La Agencia del Medicamento, el acelerador de partículas, la capitalidad cultural...

-Respecto a la capitalidad cultural estoy poniendo las mimbres para tener un proyecto serio. Lo que hemos hecho durante este año es dar razones para que eso se perciba y se sienta en Granada. Si peleamos porque el legado de Lorca esté en el centro damos razones, si llenamos las calles de música en directo damos razones, si planificamos una programación literaria que no existía, damos razones. Estamos en un magnífico momento para aprovechar las semillas que vamos sembrando. El Cinema Paradiso puede ser una de las referencias nacionales en cuanto a la historia del cine clásico y el cine mudo que existe muy poco en Europa. La gente ve ahora que tiene una ciudad cultural que antes estaba basada en carteles y panfletos. Sobre la Agencia del Medicamento sigo diciendo que Granada es una magnífica candidata pero tenemos un escollo que es el desprecio del gobierno del PP con Granada y Andalucía. El PP desprecia nuestra tierra y ese es el problema. Este proyecto depende del Ministerio, no de que nos lo creamos más o menos. En cuanto al acelerador de partículas ese sí puede transformar y es la aspiración más importante que tiene ahora mismo Granada, no solo por lo que generaría de forma directa (construcción, desarrollo, trabajo, investigación...) sino porque dotaría a Granada y toda su provincia de un motor económico de primer nivel europeo.

-El último golpe que hemos recibido ha sido a la capitalidad judicial. ¿Qué capacidad de presión tiene el Ayuntamiento ante el CGPJ para evitarlo?

-Esta misma mañana [por el viernes] he hablado por teléfono con la secretaría del ministro de Justicia exigiéndole que nos reciba en el menor tiempo posible. Aunque la propuesta es del CGPJ el Ministerio tiene que ratificarla. Le hemos pedido que no ratifiquen una propuesta que va en contra de la capitalidad judicial de Andalucía, que está en Granada. Me han dicho que van a atender esa petición, que ellos, las secciones penales las han creado en Granada. La orden del BOE las crea en la sede del TSJA, esto es, en Granada.

-Parece que, por lo menos, las cruces han sido un éxito este año.

-Ha pasado como con la Noche en Blanco, fue un éxito que genera problemas, porque no sabes si cortar el tráfico o no, había sitios con demasiada gente... Pero es bueno que ahora el debate sea si debe ser fiesta el día de antes o el día de después. Ha ido tan bien que ahora la gente esta pensando que esto hay que estirarlo un par de días más. Hasta ahora la Toma, las cruces, todo ha sido polémico. Ya hay moros y cristianos de otros sitios que han dicho que quieren incorporarse a lo que estamos haciendo en la Toma de Granada. Ahora vamos a estudiar la revitalización de la feria de día en el Corpus. En los últimos años se ha ido concentrando todo lo que tenía que ver con la semana grande en el ferial de Almanjáyar y hay muchas razones para recuperar la feria de mediodía. Hay que reconocer que hubo años de descontrol masivo y luego otros en los que se han ido apagando las fiestas. Hay un punto intermedio.

-Parece que las últimas noticias de imputaciones en las filas del PP han desinflado la posibilidad de una moción...

-Yo sé que tranquilo no me van a dejar, lo tengo muy claro. Aquí había muchas redes de intereses y el PP no quiere renunciar a esas redes y va a hacer lo que haga falta por desalojarnos y volver a tener esto como su cortijo. Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que en este Ayuntamiento presida la humildad y la honestidad. Estoy convencido de que la moción volverá a salir, aunque tiene mucho de artificio. Nosotros mientras sí y mientras no vamos cambiando esta ciudad.

-Usted también está siendo investigado. ¿No debería dejar su cargo en base al acuerdo de gobierno PSOE-C's que permitió la investidura de Susana Díaz?

-¿Qué dice ese punto?

-"Separar de inmediato a cualquier cargo público, electo o designado, que resulte imputado por corrupción política".

-Esto no es corrupción política. En la Delegación no ha faltado ni un duro. No hay ninguna duda sobre procedimientos administrativos, la única cuestión es que hay una denuncia de un sindicato que dice que tendrían que haber hecho ellos la inspección de cursos de formación y yo tengo una instrucción de la dirección general que decía que se hiciera a través de una consultora. La propia dirección regional de C's reconoce que no hay caso de corrupción. De hecho la que era delegada en Málaga y que está en mi misma situación ya ha sido desimputada.

-¿Qué nota le pondría a su gestión durante este año de gobierno?

-Un 7.

-¿Susana Díaz o Pedro Sánchez?

-Una mujer y andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios