El PP refuerza su estructura para trabajar como partido de gobierno

  • Pablo García y Marifrán Carazo serán las dos personas fuertes del partido, que aumenta a siete el número de vicepresidencias · Sebastián Pérez deja sus funciones municipales pero sigue como senador

Comentarios 1

El PP es ya un partido de gobierno en la provincia de Granada y se dispone a actuar en consecuencia, reestructurando y ampliando su organigrama interno, que aumentará hasta siete el número de vicepresidencias, a catorce las secretarías y creará la figura del adjunto a la presidencia.

"Hay que reforzar la maquinaria ahora, cuando las cosas van bien, en pleno éxtasis electoral, por así decirlo, porque los granadinos quieren soluciones y para eso este partido necesita más fortaleza, estar más vivo que nunca", justificó ayer su presidente provincial, Sebastián Pérez, que este jueves presentará al comité ejecutivo provincial la propuesta de creación de nuevos cargos orgánicos.

Seguirá presidiendo el partido, aunque reconoce que le será muy difícil compaginarlo con su labor al frente de la Diputación. Por eso, tanto él como la secretaria general, Luisa García Chamorro (que tendrá un puesto de alta responsabilidad en la institución provincial), delegarán "responsabilidades ejecutivas" a otros compañeros.

Los hombres fuertes del PP provincial serán a partir de ahora Pablo García y Marifrán Carazo. Para el primero, alcalde de Albolote, se crea la vicesecretaría general, mientras que la segunda, concejal en Granada, ejercerá de coordinadora y portavoz.

Los populares mantendrán como vicepresidentes al alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y al de Armilla, Antonio Ayllón, y desde ahora también tendrá esa función María José Martín, presidenta del partido en Baza.

Más novedades: Vicente Aguilera, concejal en Granada, será el vicepresidente en la capital, mientras que Ana Vanesa García Jiménez, primera teniente de alcalde en Güéjar Sierra, ocupará la de política municipal. Las otras dos vicepresidencias son para Marian Maldonado (política electoral) y Antonio Fernández Lupión (capital). El portavoz en el Ayuntamiento de Granada seguirá siendo Juan García Montero.

Además de las catorce secretarías, el partido contará con un consejo provincial de portavoces, del que será presidente Nicolás Sánchez Megías y secretaria Ana Belén. Por último, se crea la figura del adjunto a la presidencia, puesto que ostentará Francisco Almohalla, hasta ahora gerente.

"Nunca hasta ahora ha habido tal cambio estructural", resaltó Sebastián Pérez, que para recalcar que era necesario añadió que tampoco nunca se habían conseguido unos resultados electorales tan favorables. "Vamos a gestionar el gobierno de 625.000 habitantes de esta provincia, nunca hemos tenido tanta responsabilidad. Lo haremos con austeridad, humildad y transparencia y no vamos a defraudar a nadie", prometió.

Respecto a su propia situación, anunció que dejará todas sus responsabilidades en el Ayuntamiento de Granada, de donde es concejal. Eso incluye el puesto deconsejero delegado de la empresa municipal de aguas. No puede renunciar a su acta porque de lo contrario no podría ser diputado provincial, pero no dirigirá ningún área en el Consistorio. Será un concejal raso.

Continuará, eso sí, como senador. "Por lo menos si mi partido me lo permite, porque en ese puesto estoy en contacto directo con ministros y gobernantes y puedo hacer más por mi provincia".

Por lo demás, Sebastián Pérez justificó por qué luchó por las alcaldías de Loja, Armilla y Almuñécar pese a que el PP no fue el partido más votado. "Es cierto que el PP ha pedido un cambio de la ley electoral para que siempre gobierne la lista más respaldada, pero tenemos lo que tenemos y si el PSOE hace pactos en Las Gabias, Ogíjares o Peligros, nosotros tenemos el mismo derecho mientras la ley sea esa", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios