El PP alerta de la falta de seguridad en Santa Adela por el retraso en el derribo

  • Aseguran que se han arrancado ventanas y hay okupas en algunas viviendas del barrio

Las viviendas de Santa Adela presentan un estado muy insalubre. Las viviendas de Santa Adela presentan un estado muy insalubre.

Las viviendas de Santa Adela presentan un estado muy insalubre. / G. H.

El grupo municipal del PP ha criticado la "falta de respuesta y capacidad" del gobierno socialista en el Ayuntamiento, después de que haya pasado un año sin que el Consistorio capitalino y la Junta de Andalucía hayan ejecutado la demolición de las viviendas del barrio de Santa Adela.

Así, los populares informan que la concejal del PP representante del distrito Zaidín, Inmaculada Puche, ha presentado varias iniciativas al pleno municipal alertando sobre el "peligro" y los problemas que genera para el barrio que las viviendas de Santa Adela aún no se hayan demolido.

El portavoz adjunto del grupo municipal del PP, Antonio Granados, visitó la zona y puso comprobar de primera mano el problema de inseguridad que presenta el barrio. "Se han arrancado ventanas y hay okupas en algunas viviendas, en las puertas de los bloques se están acumulando residuos, cascajos y botellas de vidrio vacías", relató Granados.

El dirigente del PP explicó que esto se produce por el "estado de abandono" del barrio de Santa Adela por parte del gobierno, donde los bomberos han tenido que intervenir en dos ocasiones por la "falta de inspección y mantenimiento municipal".

Granados recordó que la remodelación del barrio de Santa Adela era un proyecto iniciado por el gobierno municipal del PP y que el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, "solo tenía que finalizar".

Sin embargo, apuntó que pese a que el Gobierno central abonó la aportación que le correspondía de más de cuatro millones de euros, el PSOE en la capital "consintió" que la Junta de Andalucía tardase más de seis meses en firmar el convenio con el Ayuntamiento de Granada, "debido a que estaban más centrados en los problemas de Susana Díaz y Pedro Sánchez, anteponiendo los intereses del PSOE a los de los vecinos de Santa Adela y el Zaidín".

"Solo quedaba ejecutar la finalización del proyecto, pero Francisco Cuenca olvida a los granadinos al no saber gestionar la ejecución y terminación de un proyecto", reiteró Granados, quien recordó que la cesión de las viviendas por parte de los vecinos se realizó entre abril y junio de 2016, y era en agosto de ese mismo año cuando debería haber comenzado la demolición.

El grupo popular ha pedido una reunión con las administraciones para acordar la ampliación del cronograma de ejecución de una manera "realista" y garantizando que se cumplan las etapas y los plazos.

Por su parte, el presidente de la Asociación de comerciantes y autónomos distrito Zaidín-Vergeles y Campus de la Salud, Francisco Prados, ha lamentado el "daño irreparable" que el retraso de las obras está produciendo en la zona comercial de Santa Adela, donde muchos locales han cerrado o están a punto de hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios