El PP denuncia "maniobras socialistas" para continuar organizando el Milenio

  • La Diputación de Cádiz, con gobierno en funciones, quiere abandonar el Consorcio e impedir así una mayoría popular

Comentarios 2

El PSOE está maniobrando para mantener el control en el Consorcio del Milenio y para ello ha propuesto que se salga del mismo la Diputación de Cádiz, un asunto que se va a debatir en una junta rectora convocada para el próximo viernes y que ha enfadado, y mucho, al Partido Popular.

El Consorcio está compuesto por once socios: dos representantes de la Junta de Andalucía, dos del Gobierno central, el Ayuntamiento de Granada y las diputaciones de Almería, Málaga, Cádiz, Córdoba y Granada.

Tal y como estaba distribuido el poder hasta las elecciones del 22 de mayo, el PSOE tenía clarísima mayoría en este órgano de gobierno, pero los comicios han dado una vuelta a la situación, de forma que de las cinco diputaciones citadas, los socialistas sólo conservan la de Jaén. Las otras cuatro pasarán a ser gobernadas por los populares.

Según el PP, los socialistas han aprovechado que todavía no se ha producido el relevo para tomar la decisión de apartar a la Diputación de Cádiz, cuyo gobierno en funciones alega que también está inmerso en la organización de los actos conmemorativos del segundo centenario de la Constitución de 1812 y no puede hacerse cargo de las dos efemérides.

Javier Arenas, presidente del PP andaluz, mostró ayer su profundo desacuerdo con esa supuesta maniobra de los socialistas, únicamente encaminada, a su juicio, a no perder el control y a impedir que los populares pudieran introducir algunos cambios en el modelo de organización del Milenio.

"No es buen momento para hacer modificaciones hasta que los nuevos gobiernos asuman sus funciones", dijo ayer Arenas en Córdoba, donde mantuvo una reunión con los futuros presidentes de las diputaciones andaluzas, entre ellos el granadino Sebastián Pérez.

Pero no es Arenas el único que se siente perjudicado. El futuro presidente de la Diputación Provincial de Cádiz, José Loaiza, ya ha dicho que tiene voluntad de permanecer en el Consorcio y se suma a la idea de que no es justo que ese tipo de decisiones las adopte una institución a la que le queda escasamente un mes en el gobierno. Al igual que en Granada, la Diputación no podrá constituirse en la fecha prevista, el 25 de junio, porque también hay una reclamación pendiente de resolver.

Fuentes del PP de Granada no dudaron en calificar de "vergonzosa" la actitud de los socialistas. "Cádiz no quiere salirse del Consorcio y lo ha dicho claro. No se puede actuar de esa manera cuando se está en funciones y es todo un subterfugio para seguir manteniendo el control del Milenio", explicó un dirigente que prefirió mantenerse en el anonimato.

Por lo pronto, el PP exigirá que la junta rectora prevista para dentro de sólo dos días se retrase y no se celebre hasta que todas las diputaciones estén constituidas. De no aceptarse su demanda, el partido está dispuesto a acudir incluso a la vía judicial.

Para el PP, el problema de fondo es que los gobiernos socialistas en Sevilla y Madrid temen, y con razón, que cuando los populares tengan el control en el Consorcio (que no alcanzarán si se va Cádiz puesto que, aunque en ese caso estarán igualados a votos, la Consejería de Presidencia hará valer su voto de calidad) harán cambios no sólo estructurales, sino sobre todo de contenido.

"Está claro que haríamos algunas variaciones porque nuestra idea del Milenio siempre ha sido que contribuya al desarrollo de Granada, y no una pantomima como lo que es ahora", añadió la fuente popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios