El PSOE renuncia en Castril al apoyo del edil del PP declarado tránsfuga

  • El alcalde acata las directrices de su partido, aunque no las comparte, e insiste en que no tenía ningún pacto, sino apoyos puntuales. Los populares aplauden el dictamen de la comisión antitransfuguismo

El alcalde de Castril, el socialista Juan Mar, anunció ayer que destituirá a su concejal de Agricultura, Antonio García Noguera, único representante del PP en el Ayuntamiento y del que la comisión de seguimiento del Pacto Antitransfuguismo, reunida el lunes en Madrid, dictaminó que es un tránsfuga. Mar matizó que adoptará esa decisión para "acatar las directrices" de su partido, aunque no comparte la postura de la comisión. García Noguera, por su parte, avanzó ayer que dejará su cargo voluntariamente.

La destitución -o renuncia, porque aún no se sabe qué llegará antes- es la respuesta inmediata al dictamen de la comisión de seguimiento, que además de calificar de tránsfuga al concejal del PP decidió remitir el caso a una comisión de expertos para que éstos valoren si el PSOE favoreció el transfuguismo en Castril, aunque en principio entiende que no actuó "de mala fe".

Juan Mar explicó ayer que García Noguera optó prestarle su apoyo "por iniciativa propia y para garantizar la gobernabilidad" , aunque posiblemente ni siquiera lo hubiera necesitado porque, recalcó, "el noventa por ciento de los acuerdos se han adoptado por unanimidad" en el Ayuntamiento.

García Noguera era el responsable de la concejalía de Agricultura, un cargo que le proporcionaba sus únicos ingresos: 14.000 euros anuales. Ese sueldo, significó el alcalde, no significaba en ningún caso que se estuviera comprando la voluntad del concejal popular. "Ofreció su apoyo al equipo de gobierno por la particular coyuntura del municipio durante esta legislatura, en la que había que sacar adelante asuntos muy importantes, como un proyecto de nuevo regadío. Él entendió que en esa situación era necesaria una estabilidad para que el proyecto saliera adelante y no creemos que hayamos hecho nada incorrecto. Hemos actuado con total honestidad", insistió.

El alcalde ya sabe que García Noguera no renunciará a su acta, pero desconoce qué posición tomará de aquí en adelante. "Es libre de hacer con sus votos lo que quiera", zanjó.

La polémica, obviamente, ha trascendido de los límites municipales y se ha trasladado a las direcciones provinciales de PP y PSOE. Los populares calificaron de "acertada" la decisión de la comisión y pidieron a los socialistas que actuaran "de forma inmediata", un anuncio que, a la vista de cómo se han desarrollado los acontecimientos, parece llegar tarde.

Su secretario provincial, Antonio Ayllón, volvió a acusar a Juan Mar de "comprar la voluntad" del edil popular, para el que el partido, recordó, pidió su expulsión el pasado mes de octubre. Según Juan Mar, García Noguera desconocía esa circunstancia.

El PSOE, por su parte, acusó a los populares de responsabilizarle de sus "problemas internos de disciplina" e insistió en que Juan Mar accedió a la Alcaldía de Castril "como candidato más votado y sólo con los votos del PSOE, sin el apoyo del PP", por lo que no cabía hablar de pacto de gobierno sino, en todo caso, de "apoyos puntuales". Pese a todo, transmitió al alcalde de Castril la orden de que debía prescindir de los servicios del actual concejal de Agricultura.

En ese sentido, su secretario de Política Municipal, José García Giralte, expresó su "respeto y compromiso" con lo acordado en la comisión del pacto y recordó que, por ese mismo motivo, ya perdió durante la pasada legislatura la Alcaldía de Villanueva de las Torres. Aun así, quiso dejar claro que los socialistas, en Castril, "se limitaron a gobernar como decidió la ciudadanía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios