El PSOE rechaza el PEPRI y propone un ascensor

  • Los vecinos del Bajo Albaicín y los Verdes presentaron más alegaciones al plan municipal

Suma y sigue. Ayer se descubrió que eran muchos los que habían dejado para el último día sus alegaciones al Plan Especial Albaicín. Si apurando el plazo legal hasta este miércoles IU presentó sus 85 alegaciones al PEPRI, el grupo municipal socialista esperó hasta el último día fijado para entregar las suyas. En total fueron 8 puntos pero divididos en bastantes capítulos. Y no fueron los únicos: también se escucharon las opiniones desfavorables de Los Verdes o la Asociación de Vecinos del Bajo Albaicín. Este último colectivo, por ejemplo, sumó 175 críticas más.

Y pese a la mañana de alegaciones al Plan Especial Albaicín, la edil de Urbanismo, Isabel Nieto, compareció ante los medios de comunicación y defendió el documento. Nieto manifestó que hasta la Gerencia sólo habían llegado 40 alegaciones, aunque reconoció que podía haber muchas más porque son muchos los cauces por los que pueden llegar las quejas sobre la propuesta municipal.

La portavoz del PSOE, Carmen García Raya, también compareció ante los medios pero para presentar los cuatro bloques de alegaciones de su grupo municipal. La edil mostró también su rechazo al plan e hizo especial hincapié en los aspectos más sociales de la conservación del Albaicín. "El documento tiene que ser más global y no centrarse sólo en la vertiente del ladrillo". Para la edil, "ninguna de las medidas aprobadas por los populares busca mejorar los servicios, la vivienda, los equipamientos, la seguridad y los paisajes urbanos".

El responsable del PSOE en temas de Urbanismo, José María Rueda, definió en una nota de prensa los cuatro bloques de las alegaciones: el excesivo peso de la actividad hotelera; los cambios en la accesibilidad al barrio, rechazando la nueva carretera del Sacromonte y pidió -como IU- que se refuerce el sistema de transporte urbano; también solicitó un mayor volumen de viviendas de protección oficial y, en cuarto lugar, apuntó otros métodos de intervención. Además, propuso un ascensor desde Elvira hasta el Zenete.

Por su parte, los vecinos del Albaicín se quejaron de los errores de las fichas de catalogación y de la falta de equipamientos. Además, y coincidiendo con Los Verdes, rechazan un incremento del tráfico rodado: los vecinos rechazan más aparcamientos y los verdes el nuevo vial del Sacromonte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios