El PSOE revalida su victoria en Granada, pero el PP se queda a sólo cuatro puntos

  • En 2004 la diferencia entre los dos partidos fue de 13,2 puntos · El partido de Rosa Díez, la cuarta fuerza política

Comentarios 2

Las elecciones europeas celebradas ayer revalidaron el liderazgo del PSOE en la provincia de Granada, pero reflejaron que la voluntad política de los granadinos está cambiando de tendencia. En los anteriores comicios al Parlamento Europeo, la organización que lidera Francisco Álvarez de la Chica consiguió un holgado triunfo sobre el PP, distancia que los populares granadinos recortaron ayer sensiblemente. En 2004, los socialistas aventajaron a los populares en 13,16 puntos. Este año la diferencia entre los dos partidos mayoritarios es de apenas 4,18 puntos.

Con una participación algo más baja que la de las anteriores Europeas, que ya marcó un mínimo en la historia de la democracia, los socialistas granadinos consiguieron 148.404 votos, un 46,44% del total, frente a los 135.056 electores, un 42,26% de los que finalmente asistieron ayer a las runas, que respaldaron al PP.

Sin embargo, a pesar de que la victoria socialista reproduce el resultado final de las elecciones al Parlamento Europeo del año 2004, los discursos que ayer lanzaron los líderes granadinos de PSOE y PP fueron muy diferentes a los de hace cinco años. Y no es para menos. Los socialistas granadinos han perdido 20.666 votos desde los últimos comicios, lo que significa que, porcentualmente, el PSOE de Granada vio reducidos sus apoyos en las urnas en 6,45 puntos. Por el contrario, el PP ganó ayer 10.094 votantes respecto a 2004, aumentando su porcentaje de votos en 3,17 puntos.

Los resultados estatales sólo permitirán a Granada tener una representante en el Parlamento Europeo: la popular Pilar del Castillo, que ocupaba el quinto puesto de la candidatura. Los 21 eurodiputados que consiguió ayer el PSOE impidieron que la socialista Francisca Pleguezuelos -como era de prever, ya que estaba en el puesto número 27 de la candidatura- ocupe un escaño en Europa.

La tercera fuerza política de la provincia sigue siendo IU, que ayer logró recuperar en 0,24 puntos su porcentaje de apoyos, del 4,96%. La formación que sufrió ayer un importante descalabro político fue el PA, cuya cuarta posición en las anteriores elecciones europeas le fue arrebatada por UPyD, que consiguió recabar el 2,58% de los votos emitidos por los granadinos. Los andalucistas apenas consiguieron 1.753 votos, un 0,55% del total, frente a los 4.850 de la última cita electoral europea.

El secretario general del PSOE de Granada, Francisco Álvarez de la Chica, destacó el mérito de haber conseguido hacerse con la victoria "en un momento muy difícil, probablemente en unas elecciones que ejercían poca motivación y en el peor momento económico que recuerdan la mayoría de los ciudadanos". Además, el socialista, que señaló las importantes victorias obtenidas en los municipios populares de Guadix, Motril, Salobreña o Albolote, insistió en que "aun no siendo extrapolablse estos resultados a otros comicios, resulta verdaderamente significativo y un estímulo para el trabajo que del PSOE".

El secretario general del PP de Granada, Sebastián Pérez, se sentía ayer el ganador de la noche. "Si trasladáramos estos resultados a unas municipales, tendríamos prácticamente un empate en la Diputación y amplísimas posibilidades de ganar en muchos municipios", afirmó ayer Pérez en su discurso de valoración de los resultados electorales. "Nos jugábamos muchísimo. Éste es el principio del fin de una época. Dentro de dos años tendremos que coger el testigo en la Diputación Provincial", insistió el presidente de los populares granadinos, que dejó claro que las Europeas han reflejado "el desgaste político y el hastío del socialismo, que han tenido los peores resultados de toda su historia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios