El PTS sólo tiene asegurados 78 millones para la zona universitaria

  • La UGR cuenta con el 39% del coste que supondrá el traslado de cuatro de sus facultades al Parque Tecnológico de la Salud, cifrada en unos 200 millones de euros

Hacen falta más de 200, pero sólo hay garantizados 78 millones de euros. Esa es la única cifra que tiene sujeta la Universidad de Granada (UGR) para el futuro traslado de cuatro de sus facultades a la zona docente del Parque Tecnológico de la Salud (PTS). Sólo un 39% del coste total que, según el Vicerrectorado de Infraestructura de la UGR, supondría la ampliación del área universitaria, cifrada en 200 millones de euros.

La recesión económica por la que atraviesa el país ha generado un halo de preocupación entre los encargados de dar solución a los problemas de espacio que sufre la Universidad, pues nadie pone la mano en el fuego de que la financiación de las infraestructuras a largo plazo se mantengan.

Aunque la consolidación del PTS de Granada es uno de los proyectos por los que el Gobierno andaluz ha apostado firmemente, según su vicerrector Ignacio Molina, una cierta inquietud domina todas las previsiones.

La Junta de Andalucía sólo ha aprobado, de momento, unos 78 millones de euros de inversión para asegurar la primera fase del proyecto universitario, que contempla la construcción de tres de sus cinco edificios: el de los servicios centrales y los de las Facultades de Medicina y Ciencias de la Salud. De acuerdo con el Plan Plurianual de la Junta de Andalucía, la cuantía de la que dispone el PTS le permitirá afrontar las obras por dos años, pero no más allá de 2010.

"No hay razones para pensar que esté en peligro el resto de la inversión necesaria para acabar la zona docente, pero tenemos que conseguir un compromiso más firme con la Consejería de Innovación de que más allá del Plan Plurianual no va a haber problemas", reconoció el vicerrector del PTS. La Universidad necesita que el Gobierno andaluz le asegure la continuidad de las obras una vez finalice este plan plurianual de inversión.

El mayor escollo que ha tenido que superar la UGR ha sido la reforma del Plan Parcial de Ordenación Urbana, que afectaba de lleno a la zona docente del PTS. Después de esperar casi un año, a finales del mes de septiembre se gestionó la solicitud del cambio de este plan y, desde entonces, el proyecto está en manos del Ayuntamiento de Granada, cuyos técnicos deben estar estudiando en estos momentos la tramitación de la licencia de obras.

"Ahora estamos a la espera de la respuesta de la gerencia de Urbanismo del Consistorio -confirma Molina- y no sabemos cuanto tiempo podrá tardar. Desde luego sin licencia no hay obras".

Lo más urgente es "iniciar cuanto antes la urbanización de la parcela donde se levantará el área docente y construir el edificio de servicios centrales, pues de ahí salen las instalaciones comunes a los cuatro centros universitarios". Pero el proyecto no se licita por partes, así que la demora es mayor porque ha de aprobarse el conjunto total. "Somos conscientes de que se avecinan años duros -dice el vicerrector- lo que pase a partir de 2010 nadie lo sabe".

2010

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios