Un Palacio de Hielo con doce años de historia

  • El origen del proyecto se remonta a la planificación de las Olimpiadas de Invierno

El proyecto de ocio o comercial previsto en el Cerrillo de Maracena es una de esas largas historias que tanto abundan en esta ciudad, pero lo más llamativo es que en este tiempo ha cambiado su esencia por completo. Su origen se remonta a la idea de las Administraciones de construir un Palacio de Hielo en la ciudad, luego se complementó con algunos espacios comerciales para rentabilizar la inversión y hoy por hoy es un proyecto de un centro comercial al uso.

Estos suelos fueron uno de los últimos destinos del tan traído y llevado proyecto del Palacio de Hielo, cuyo origen se remonta a la planificación de las Olimpiadas de Invierno cuando Granada planteó su candidatura en el año 1999. En plena campaña electoral de las municipales de ese año este tema se convirtió en el proyecto estrella del PSOE para la capital. Fue el mismo Manuel Chaves (entonces presidente de la Junta) el que vino a Granada a hacer este anuncio. Doce años después la iniciativa ha dejado por el camino todo tipo de ideas, emplazamientos y formas de financiación.

En un primer momento el Palacio de Hielo iba a ser una instalación financiada con fondos autonómicos como infraestructura complementaria para los Juegos Olímpicos, pero más tarde se recurrió a la iniciativa privada.

El primer emplazamiento escogido fue La Chana, donde había unos terrenos destinados a la expansión urbanística y a la construcción de equipamientos. Es donde hoy se ha construido ya el centro deportivo We. Después de que Granada se quedara fuera de la candidatura olímpica, la iniciativa se quedó en suspenso, pero con la llegada del PP a la Alcaldía en 2003, la idea volvió a salir del cajón de la mano del concejal de Urbanismo de ese momento, Luis Gerardo García-Royo, que propuso la construcción de este equipamiento frente al actual Palacio de Deportes. Más adelante se escogieron los terrenos del Cerrillo de Maracena y se hizo una concesión administrativa a una empresa privada (en la que estaba la constructora de referencia en la zona, J J Consulting) para que ésta se encargara de construir las instalaciones y más tarde explotarlas. Para hacer rentable el proyecto se complementó con un centro comercial aledaño, al que la Junta ya ha dado también el visto bueno.

Teniendo en cuenta que el Palacio de Hielo ya está previsto en otra zona, junto a la Villa Olímpica, para la Universiada de 2015, el proyecto del Cerrillo de Maracena se ha convertido en un gran centro comercial. La irrupción de la crisis y las discrepancias entre la constructora y el Ayuntamiento volvieron a dejar en el aire la iniciativa, que lleva ya varios años sin avances y con multitud de obstáculos. Junto al Nevada de Armilla, éstos son los dos grandes proyectos comerciales de la ciudad y ambos se mantienen a la espera de nuevas noticias para salir adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios