El Palacio de Hielo pierde una inversión privada de 200 millones

  • Los concesionarios de los terrenos aseguran que la empresa que iba a explotar el complejo deportivo y comercial ha desistido, al pasar los plazos previstos sin que se desbloquee la situación urbanística

Comentarios 3

El Palacio de Hielo de Granada va camino de eternizarse como idea o proyecto. A los tiempos de crisis se suman ahora las discrepancias entre el Ayuntamiento de Granada y las empresas concesionarias de los terrenos, lo que ha vuelto a paralizar la construcción de esta infraestructura deportiva.

Los propietarios de la mayor parte del terreno del plan parcial ubicado junto al Cerrillo de Maracena (JJ Consulting, Comarex y Caja Rural) tienen que hacer frente a una serie de pagos acordados en el convenio urbanístico firmado con el Ayuntamiento. Parte de ese dinero ha sido abonado, pero Urbanismo sigue reclamando a Comarex y José Julián Romero el pago de varios millones de euros atrasados.

Por su parte, el Ayuntamiento tiene que tramitar una modificación del Plan Parcial de la zona para aumentar volúmenes y alturas que posibiliten la construcción del Palacio de Hielo y del centro comercial contiguo. Este cambio ya se está tramitando y se encuentra en periodo de alegaciones, pero el constructor Julián Romero se queja de la "lentitud" con la que se está haciendo.

Esta larga espera, por unos motivos o por otros, ha dado lugar, según el promotor granadino, a que se haya derogado el acuerdo previo alcanzado con una empresa (Riofisa) que estaba dispuesta a invertir 200 millones para conseguir la explotación de las instalaciones comerciales y deportivas que se van a construir.

El plazo acordado para que se desbloqueara la situación era el 30 de octubre, pero la empresa ha decidido retirarse y, según Julián Romero, los promotores han tenido que devolver a esa firma los 17 millones que ya había adelantado. Las empresas que obtuvieron la concesión municipal de los terrenos para construir el Palacio de Hielo y el centro comercial negocian ahora con otras sociedades que estén dispuestas a explotar las instalaciones.

La Gerencia de Urbanismo alega que el expediente de modificación sigue su trámite normal y además espera que los promotores de los terrenos hagan frente al pago de las obligaciones acordadas. El Palacio de Hielo es uno de los proyectos más volátiles que ha tenido esta ciudad. Su origen se remonta a la planificación de las Olimpiadas de Invierno de 2010 cuando Granada planteó su candidatura alrededor del año 1999. Diez años después, la iniciativa sólo está un poco más desarrollada, pero en el camino han quedado todo tipo de ideas, emplazamientos y formas de financiación.

Si en un primero momento el Palacio de Hielo iba a ser una instalación financiada con fondos autonómicos como infraestructura complementaria para los Juegos Olímpicos, al final el proyecto ha quedado en manos privadas, aunque por concesión administrativa, dado que los suelos son de propiedad municipal.

El primer emplazamiento escogido fue La Chana, donde había unos terrenos destinados a la expansión urbanística y unos equipamientos en los que ya se ha construido el centro deportivo y la escuela de golf.

Después de que Granada se quedara fuera de la candidatura olímpica, la iniciativa se quedó en suspenso, pero con la llegada del PP a la alcaldía en 2003, volvió a salir del cajón de la mano del anterior concejal de Urbanismo, Luis Gerardo García-Royo, que propuso la construcción de este equipamiento frente el actual Palacio de Deportes.

Más adelante se escogieron los actuales terrenos previstos del Cerrillo de Maracena. Para hacer rentable esta inversión de cara a una empresa privada se previó también la construcción aledaña de un centro comercial al que la Junta ya ha dado el visto bueno, uno de los trámites que suelen ser más complejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios