Payá y Lodeiro compiten hoy por liderar el 'salto' a Europa de la Universidad

  • La incógnita sobre las consecuencias del pacto a tres bandas y el miedo a la abstención marcan la jornada electoral

El desenlace tendrá lugar hoy. O bien Francisco González Lodeiro o bien Rafael Payá, uno de los dos se acostará esta noche siendo el futuro rector que, entre otros proyectos, se encargará de liderar la convergencia europea de la Universidad. Una vez más, 64.488 votantes están llamados a las urnas en esta segunda vuelta para decidir esta vez entre los dos candidatos que obtuvieron los mayores porcentajes del voto ponderado en la primera vuelta. Lodeiro consiguió un 33,26 por ciento, Payá, un 27,43.

Además de estos cinco puntos largos de ventaja, Lodeiro tiene a su favor el apoyo de los dos candidatos excluidos en la primera vuelta, Antonio Campos y Luis Rico, con los que ha llegado a un acuerdo. Precisamente este pacto ha sido uno de los asuntos que han despertado en los últimos días más comentarios y rumores de todo tipo en los corrillos universitarios, que vienen siendo la tónica desde que arrancó la campaña.

La última entrega del cruce de declaraciones entre las candidaturas tuvo lugar ayer cuando la plataforma de Campos envió un comunicado en el que narra los contactos mantenidos con Payá y Lodeiro y las ofertas que les hicieron a su candidatura: "Payá solicitó varios nombres para incorporarlos a su equipo". Con respecto a Lodeiro, cuentan que "manifestó su intención de integrar parte del programa y de que miembros de la plataforma participaran en la gestión incluso a nivel de vicerrectores", tras lo cual llegaron al acuerdo en que les ofrecían tres vicerrectorados. Después de este acuerdo, dice el comunicado, Payá "se puso en contacto con la plataforma para ofrecer cuatro vicerrectorados". Afirmación que el aludido niega tajantemente: "No hay nada de verdad. Entre otras cosas, porque no he ofrecido vicerrectorados ni siquiera a los que trabajan conmigo. Desde el principio dije que es algo de lo que se habla después de las elecciones".

Así lo afirma este candidato que se presenta a la segunda vuelta con el mismo programa: "No he cambiado ni una coma", aunque asegura que sigue dispuesto a introducir ideas que puedan ser interesantes. En esa línea, comenta que está estudiando las posibilidades de ofrecer a los estudiantes internet en casa, puesto que considera que es una de las propuestas de Campos que ha sido muy bien aceptada.

Por su parte, Lodeiro, aunque en el pacto se compromete a asumir partes de los proyectos de Campos y Rico, explica que en lo esencial el programa es el mismo y que las matizaciones se refieren a temas como las convalidaciones o el llamado 'banco del tiempo'. "No se va a privatizar nada ni se van a suprimir titulaciones", tranquilizó Lodeiro, ante la inquietud de algunos votantes por el pacto. De hecho, el acuerdo, al tiempo que le garantiza un buen número de apoyos, puede despertar también algunos recelos y esta es una de las bazas a las que se agarra Payá. Por otro lado, la participación puede jugar un papel decisivo e inclinar la balanza en uno u otro sentido. Los dos candidatos esperan que se repita al menos la del día 4, en que se alcanzó el 26 por ciento, gracias a la alta movilización estudiantil, respecto a otros comicios. Aunque tratándose de una segunda vuelta y con dos candidatos menos, se teme que sea difícil repetir este resultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios