Pepinos, coliflores y ajos por la buena imagen de la huerta granadina

  • UPA repartió ayer en Puerta Real 10.000 kilos de hortalizas para lanzar un mensaje de confianza tras la 'crisis de los pepinos'

Por unas horas, Puerta Real mudó de piel y pasó de ser un punto de encuentro de jubilados que aprovechan la sombra y el fresco de la Fuente de las Batallas para convertirse en el centro de la campaña por la buena imagen de los productos hortofrutícolas granadinos tras la 'crisis de los pepinos'. La iniciativa de repartir 10.000 kilos de hortalizas partió de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), ante la falta de soluciones propuestas por las administraciones españolas y europeas. Y la idea no pudo tener más éxito: regalar pepinos, calabacines, coliflores, cebollas, ajos y patatas para recordar a los consumidores que no hay dudas que valgan sobre la calidad de los productos de la huerta andaluza.

Si la longitud de la cola que se formó ante el mostrador donde los miembros de UPA llenaban bolsas de hortalizas fuera un indicador de la confianza de los granadinos, se podría asegurar que las falsas acusaciones iniciales de las autoridades alemanas no han calado hondo. Con algunas excepciones -hubo alguna que otra señora que le preguntó a sus compañeros de fila si se atrevían a comer pepinos-, los granadinos reunidos en Puerta Real no tuvieron remilgo ninguno por llevarse a casa dos bolsas llenas de productos granadinos. "¡Claro que como pepinos! Aquí tenemos la mejor fruta y verdura de España entera, así que no me he privado de nada", aseguraba una de las 'beneficiadas' por el reparto, que alabó la eficaz estrategia de los productores agrarios.

Así que el objetivo se cumplió con creces. Aunque el trabajo de los agricultores para recuperarse de las graves pérdidas todavía no ha acabado. El secretario general de UPA de Andalucía, Agustín Rodríguez, apuntó que, además de recuperar la imagen de los productos andaluces, la campaña pretende "exigirle al Gobierno y a la Junta mayor celeridad en la búsqueda de soluciones para este problema". Sobre todo porque las ayudas anunciadas por la Unión Europea apenas cubren el 40% de los daños -de hecho, sólo cinco de los 20 productos afectados por la crisis de confianza- y porque institucionalmente nadie ha dado un paso adelante para promocionar la buena imagen de los productos granadinos y andaluces en los mercados internacionales. "No puede ser que las víctimas, los que hemos sufrido las pérdidas, seamos los que busquemos recursos para salir de esta crisis. La diplomacia española no ha hecho su trabajo", insistió Rodríguez.

El secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, apuntó que es vital para solucionar la crisis que se traslade un mensaje de confianza al consumidor, que debe saber "que consumir frutas y hortalizas de la marca España ofrece total seguridad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios