Perdón ¿ha pasado ya el autobús ?

  • El Ayuntamiento ha puesto en marcha un nuevo sistema para saber el tiempo que tardan los autobuses en llegar a las paradas mediante un mensaje de móvil, sin embargo pocos saben todavía cómo funciona

La espera en la parada del autobús se hace en más de una ocasión eterna, especialmente cuando el que se sienta en la marquesina tiene una cita o un lugar al que llegar puntual. Parece que lo peor de la espera es la incertidumbre y este debe ser el motivo por el que desde el Consistorio se esfuerzan en buscar sistemas para que aunque la tardanza no se reduzca, al menos el que añora su llegada sepa cómo de larga será la demora.

Lo último en esta respuesta a la eterna pregunta en las marquesinas, ¿cuánto tardará el 4, 5, 6...?, es un sistema con el que mediante un mensaje de móvil al 5676 con el número de la parada en la que se encuentre. Sin embargo, y aunque el servicio ya está activado, pocos o casi nadie sabe muy bien cómo funciona y es que en ninguna de las citadas paradas aparece el mecanismo del sistema o qué texto debe llevar el sms. O bien a los responsables se les ha olvidado o confían ciegamente en que los usuarios utilizaron durante esta semana los medios de comunicación locales para informarse y conocen perfectamente el sistema, que en los tiempos que corren quizás sea mucho confiar.

A los errores del sistema de los primeros días se suma ahora la falta de información y los usuarios de los autobuses siguen utilizando el sistema más tradicional para calcular la espera, acercarse a alguien que llegó antes y preguntar si hace mucho que pasó su autobús. Si la respuesta es afirmativa se le suma entre 10 y 15 minutos al próximo, si nadie lo ha visto pasar, queda la esperanza de que esté cerca, claro está si no se ha producido ningún imprevisto (que no es poco habitual) que dilate el recorrido del medio de transporte público.

No obstante, lo cierto es que el sistema es rápido y en pocos segundos se recibe toda la información acerca de la llegada de todas las líneas que pasan por la parada donde se encuentre el usuario. En algunos autobuses hay folletos informativos pero, claro, sería más lógico saber cómo funciona antes de subir al transporte, una vez dentro ya no te preocupa demasiado cuánto tardará en llegar.

A pesar de todo lo cierto es que lo ideal sería que la preocupación por la espera del autobús no fuera tal, bien porque el tiempo no llegara nunca a ser el que en muchas ocasiones es, o bien porque los usuarios no tuvieran tanta prisa por llegar a la mayoría de los destinos. Una vida más relajada sería seguramente la mejor solución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios