Piden al Ayuntamiento que aclare las facturas pagadas para la Universiada

  • El empresario Arenas advierte de que podría denunciar la situación al Tribunal de Cuentas

Arenas pide facturas de la instalación de las pistas de hielo. Arenas pide facturas de la instalación de las pistas de hielo.

Arenas pide facturas de la instalación de las pistas de hielo. / archivo

Las cuentas de la Universiada celebrada en Granada en 2015, que afectan a las principales instituciones públicas, se han cerrado con varios años de retraso y ahora reclaman transparencia. El empresario Ramón Arenas, que cedió parte de su parcela para algunas de las instalaciones del evento, ha presentado en el Ayuntamiento de la capital un escrito para exigir la consulta de las facturas que tuvo que abonar esta administración.

En el escrito remitido al gobierno socialista, al interventor y a los grupos de la oposición, este interesado pide que se den a conocer las cuentas municipales de la Universiada para comprobar que "se ha producido una correcta fiscalización del gasto municipal". Incluso abre la posibilidad de que esa información sea remitida por el gobierno local a los grupos de la oposición, como garantía de transparencia.

Pone en cuestión el pago de las pistas de hielo, que debía asumir una concesionaria

Arenas, que fue uno de los denunciantes del caso Nazarí -que finalizó con la alcaldía de José Torres Hurtado y provocó un cambio de gobierno-, ha advertido a los actuales responsables municipales de que tomará las medidas necesarias para que haya transparencia en esas cuentas de la Universiada. En concreto, advierte de que, si recibe "silencio o negativa por respuesta", denunciará la situación ante el Tribunal de Cuentas, con la documentación que ya tiene en su poder.

El empresario menciona en su escrito la información publicada por Granada Hoy el pasado 7 de enero sobre las cuentas de la Universiada. En ella, se hacía mención a los 4 millones de euros extras que tuvieron que aportar las instituciones implicadas en la Universiada (Ayuntamiento, Junta y Universidad de Granada). Este periódico tuvo acceso a las cuentas globales que se consiguieron cerrar y aprobar en 2017, si bien no ha tenido acceso a ese contenido detallado ni a las facturas a las que se refiere el escrito presentado ahora por el empresario granadino.

En particular, Arenas pone el foco sobre la concesión que el Ayuntamiento adjudicó en 2014 a la empresa que actualmente gestiona y explota el Pabellón Mulhacén. En la información inicial de los pliegos -que adjunta en su petición- estaba previsto que la sociedad adjudicatarias se hiciera cargo de la instalación de las pistas de hielo que el Ayuntamiento tenía que afrontar para la Universiada (también en el Palacio de Deportes), valorado en 915.000 euros. Pero Arenas apunta que en la posterior resolución de la adjudicación no quedó rastro de esa carga económica. De ahí que quiera reclame las facturas de esos y otros trabajos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios