Piden cárcel para un agente bancario que se quedó con 200.000 euros

  • El hombre de 53 años realizaba transferencias a cuentas bancarias que él controlaba para quedarse con el dinero

La Fiscalía pide cuatro años de prisión y una multa de 3.720 euros para un agente bancario y de seguros, de 53 años, acusado de quedarse supuestamente con más de 200.000 euros de dos hermanos que confiaron en él para la constitución de sendos depósitos a plazo fijo, y de un aval para un préstamo.

Según consta en el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público, el acusado "con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito y de defraudar", fue haciendo transferencias a cuentas bancarias que él controlaba para quedarse con este dinero.

El acusado constituyó, como apoderado de una entidad bancaria con sede en la Acera del Darro de Granada y agente de una entidad aseguradora, un depósito a plazo fijo por importe de 105.600 euros por plazo de un mes el 28 de mayo de 2008, y otro depósito similar por 26.400 euros a fecha de 5 de junio de ese mismo año con vencimiento el 8 de junio de 2010. Con tal finalidad, los hermanos supuestamente estafados le entregaron 132.000 euros el 27 de mayo de 2008, para recibir los correspondientes intereses.

El día 30 de mayo de 2009 transfirió a una cuenta de su titularidad 26.400 euros de este dinero "sin conocimiento ni consentimiento de sus propietarios" a una sociedad limitada de abogados de la cual es único accionista, según hace constar el fiscal. Como agente de la entidad aseguradora, se apoderó, sobre la base de una póliza suscrita a nombre de uno de los dos hermanos el 17 de enero de 2009, de otros 52.800 euros. En una operación similar con el otro hermano, llegó a apoderarse, el 17 de febrero de ese mismo año, supuestamente de 30.000 euros.

Asimismo, el acusado realizó una transferencia "suplantando la identidad de los hermanos" desde la cuenta de los mismos en la entidad financiera por importe de 22.800 euros, poniendo como beneficiario a la entidad aseguradora, cuando en realidad el importe fue abonado, según el fiscal, a la sociedad a su nombre. "En todos los casos, las transferencias se llevaban a cabo a través del servicio de banca electrónica, utilizando indebidamente el acusado la tarjeta de coordenadas" expedida por la entidad a nombre de los hermanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios