Placas para empresas que invierten en las personas

  • El Día de la Constitución sirvió de marco para homenajear a Cruz Roja y la Organización Nacional de Ciegos en la Subdelegación de Gobierno en Granada

Dos empresas que invierten en la humanidad fueron ayer obsequiadas de manera especial para celebrar el Día de la Constitución, que hoy cumple 29 años. Cruz Roja y ONCE recibieron dos placas de manos del subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, por su labor solidaria en la provincia.

Antes de empezar el acto, los presentes guardaron un respetuoso minuto de silencio en memoria del agente de la Guardia Civil que murió el sábado mientras aún no se sabía que, en ese momento, se estaba haciendo público el fallecimiento del segundo guardia civil tiroteado en Francia en el hospital en el que estaba ingresado.

Tras el aplauso, vino el primer homenaje al Comité Provincial de Cruz Roja en Granada, en la persona de Francisco Escribano. El delegado provincial de la ONG aseguró que "hemos adquirido un compromiso con la sociedad a la que no vamos a defraudar". Minutos después, el delegado territorial de la ONCE, Patricio Cárceles, recogió la placa gemela a la de Escribano. A punto de cumplirse el 70 aniversario de la creación del Organización Nacional de Ciegos, Cárceles calificó la relación de la institución con la ciudad de Granada como de "complicidad diaria".

El último en tomar la palabra, Antonio Cruz, subdelegado del Gobierno, defendió que la Constitución ha dado a España "el mayor periodo de estabilidad política" de su historia. Asimismo, aseguró que "las nuevas respuestas implican reformas", como la revisión de los estatutos de autonomía "regulados por la propia Constitución que marca un modelo territorial sin uniformidad". Igualdad e inmigración también tuvieron un hueco en el discurso del subdelegado del Gobierno, que mostró su apoyo a los Cuerpos y Fuerzas del Seguridad del Estado tras el atentado de ETA del pasado sábado. Por ello, afirmó que "sólo gracias a guardias civiles como los asesinados, los ciudadanos pueden vivir tranquilos".

Un formal "el acto ha terminado" marcó el principio del fin. El hall de la Subdelegación se fue vaciando tras las despedidas de rigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios