Platos de ducha personalizados con cualquier tipo de imagen

  • Dos empresarios granadinos crean una aplicación que permite decorar las duchas con cualquier fotografía que el cliente seleccione o aporte

Para ducharse sobre un macizo de flores o a lomos de un delfín no hace falta estar en un exótico hotel del Pacífico. Ahora, gracias a la investigación de dos granadinos, cualquier persona puede instalar en su plato de ducha el dibujo que desee: gresite, césped, coloridos dibujos y hasta la fotografía de uno mismo. Todo depende de la originalidad del comprador.

La customización de la ducha es fruto del tesón de Nicolás Yáñez y José Miguel Sánchez, dos empresarios que han desarrollado, tras varios años de estudio, una aplicación decorativa (Resinstone) que cuenta con una patente mundial y todos los requisitos sanitarios. "La idea surgió y, al comprobar que no existe en el mundo nada igual, decidimos desarrollarla", explica Yánez.

El método es simple: a partir de un fórmula hecha a base de resina, los inventores pueden plasmar cualquier imagen en el plato de ducha, haciendo del baño un lugar exclusivo. Para ello, los clientes interesados sólo tienen que elegir alguna de las fotografías con las que trabajan los empresarios o bien facilitarles la imagen con la que se quiera decorar la ducha. El coste para un plato de ducha estándar gira en torno a los 700 euros.

Como era previsible, la idea ha tenido una gran acogida en el mercado. De hecho, grandes fabricantes de sanitarios han mostrado su interés por Resinstone, varios particulares ya han instalado sus diseños en la ducha, algunos famosos han solicitado los servicios a Yáñez y Sánchez y algún hotel está negociando la contratación de los empresarios. Y eso que los creadores de la patente aún no han tenido tiempo para montar la empresa.

En este sentido, los emprendedores muestran su descontento por el escaso apoyo que han recibido tanto de entidades bancarias como administraciones. "Nuestro objetivo es montar una empresa granadina, que se ubique en Granada y que además contrate a personas que tengan dificultades en acceder al mercado laboral", alega Sánchez, quien añade que, cuando empiece a funcionar el negocio, destinarán parte de la facturación a una organización humanitaria.

Por el momento, iniciativa no les falta: crear resinas elásticas que, en caso de caída, amortigüen los golpes en las ducha; exponer varios modelos en casas dedicadas a los sanitarios o crear catálogos de fotografías por temáticas y según el tipo de público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios